Nacional Mas Nacional


Cartilla Moral llega a destiempo expertos


Publicacion:17-09-2019

+ + - -

Reitera error del gobierno federal al distribuirla a través de evangélicos

A sólo unos días de que concluya el plazo para presentar las aportaciones del texto final de la Cartilla Moral, académicos e investigadores señalaron que el documento llega a destiempo ante la necesidad de resolver temas más urgentes en el país como la inseguridad y el bajo crecimiento económico.

Además, estimaron que el debate nacional en torno al documento quedará en segundo plano, toda vez que el año próximo es electoral ante la renovación del Congreso de la Unión.

Consideraron que fue un error que el gobierno federal iniciara la distribución de dicha cartilla a través de un canal religioso como la iglesia evangélica, porque el Estado es laico, porque podría confundir a la sociedad y aprovechar eso para atraer más adeptos a esa iglesia.

El plazo para las contribuciones al documento final comprende del 3 de diciembre de 2018 al próximo 30 de septiembre, donde los temas principales son: respeto a nuestra persona, a la familia, a la sociedad, a la patria, a la especie humana y a la naturaleza.

De acuerdo con la convocatoria, se pueden considerar otros “respetos”, a los 12 originales, para ampliar “el código ético” de esta cartilla moral cuya primera versión es original de Alfonso Reyes de 1944, a petición del entonces secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet.

En este contexto, el investigador del departamento de Filosofía de la Unidad Iztapalapa, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Gabriel Vargas Lozano, expuso que la Cartilla Moral es una loable labor de la Cuarta Transformación.

Sin embargo, aseguró que llega a destiempo, y además su distribución a través de la Iglesia Evangélica genera confusión respecto al Estado laico que debe respetar el gobierno federal de acuerdo a la Constitución política.

En entrevista con Notimex, el académico de la UAM indicó que la Cuarta Transformación también requiere de cambios morales para modificar la realidad ante problemas tan acuciantes en México como la corrupción, inseguridad descomposición del tejido social relacionados con la falta de valores.

Señaló que los valores expuestos en la Cartilla Moral emparentan a los seres humanos que hablan de aspirar a una mejor convivencia consigo mismo y con las otras personas.

No obstante, Vargas Lozano subrayó que la buena intención del documento se ha confundido, en sentido de que puede estar en contra del Estado laico, luego de que grupos evangélicos iniciaran su repartición.

Además, reiteró, “llega tarde. Hay otros tiempos políticos y otras necesidades muy apremiantes como el combate a la corrupción e impulsar la economía, que son las otras realidades políticas que deben ser atendidas con urgencia”.

Sin embargo, consideró que no debe dejarse a un lado, a pesar de que su difusión pudiera retrasarse, principalmente por las elecciones intermedias para la renovación del Congreso.

"Invertir en un bienestar integral de las personas y de la sociedad, en el corto, mediano y largo plazo es una necesidad que tiene que hacerse, aun cuando algunos temas políticos lo opaquen, es necesario llevar a cabo este debate rumbo a la constitución moral”, expuso.

Gabriel Vargas destacó que serán los seguidores del presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre todo los beneficiarios de los programas sociales, quienes impulsen más la Cartilla Moral.

"Los ancianos serán ese ejército que disemine las ideas de la Cartilla Moral, que espero que sí empiece a impregnar mucho más a la población mexicana y al debate nacional”.

Por su parte, el maestro en Relaciones Internacionales, David García Contreras, académico de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la UNAM, consideró que la Cartilla Moral es un buen esfuerzo, pero “no es suficiente” porque será similar a difundir el catecismo católico que contiene 10 mandamientos.

“La gente se va a quedar igual. Tenemos que crear una consciencia de los individuos respecto a la sociedad, a los otros, pero con una explicación y análisis más a fondo”, señaló el experto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

También comentó que el documento data de la década de los 40 del siglo pasado, por lo que se espera que la consulta cívica sirva para actualizarlo y que esté vinculado con los problemas actuales de las personas.

En lo que se refiere a la distribución del documento que se llevó semanas atrás por parte de diversas denominaciones de la Iglesia Evangélica, el académico de la UNAM expuso que fue una decisión incorrecta del gobierno federal.

“No fue correcto que la distribución la llevaran a cabo los evangélicos. No se puede tomar esta cartilla que fue hecha para un Estado laico, como pretexto para que ciertas religiones vinculen la cartilla con su proselitismo”, subrayó García Contreras.

Remarcó que la Cartilla Moral compete únicamente al Estado, que no debe someterse a religiones, aunque haya coincidencias.

“Ni los evangélicos, ni los católicos, ni los budistas deberían de ser el portavoz de esta cartilla”, subrayó.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario