Legal


Urgen a mejorar sistema de migración nacional


Publicacion:20-08-2019

+ + - -

En medio de la situación migratoria, Estados como Oaxaca, uno de los estados con mayor paso de migrantes, no tiene titular de migración

 

Al ver que debe ser un todo,  se necesita que las leyes mejoren la operación de los diversos delegados de migración en estados fronterizos, los cuales son inexpertos, reveló la jurista Alejandra López.

Y es que a decir de la jurista, mientras decenas de miles de migrantes cruzan México para llegar a Estados Unidos como nunca antes y el gobierno mexicano tiene un acuerdo con Donald Trump para detener esta ola, en cinco estados fronterizos los delegados de migración vienen de la academia o la iniciativa privada

 “Cuando México enfrenta el reto más grande en tiempos recientes en materia migratoria, las entidades que son la primera línea de acción del Estado en este tema están llenas de novatos”.

 “Cinco de los delegados de entidades fronterizas del Instituto Nacional de Migración son novatos en temas migratorios, vienen de la academia o la iniciativa privada, y un sexto en un estado de paso de migrantes -Hidalgo- tampoco tiene experiencia en el tema”.

Por ejemplo, dijo que de enero a mayo de este año el Instituto Nacional de Migración ha detenido 76 mil 944 extranjeros, 41 por ciento más que el mismo periodo de 2018. Esto además de 51 mil 969 migrantes retornados a sus países en los primeros cinco meses del año.

En medio de la situación migratoria, Estados como Oaxaca, uno de los estados con mayor paso de migrantes, no tiene titular de migración, sólo una delegada interina.

 Los delegados sin experiencia en migración o incluso procuración de justicia, están en Chihuahua, Sonora y Nuevo León en el norte o Campeche y Quintana Roo en el sur, además de Hidalgo. 

 “De los 32 delegados estatales -que perciben sueldos de entre 30 y 77 mil pesos mensuales-, 14 sí trabajaron previamente en el Instituto Nacional de Migración, pero otros que se desempeñan en estados clave carecen de experiencia”.

 El delegado de Chihuahua, Héctor Antonio Padilla Delgado, es académico desde hace dos décadas, afiliado a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, cuenta con investigaciones sobre migración y militarización en la frontera, pero nunca había tenido un cargo operativo o en el gobierno. Chihuahua además de ser un paso de migrantes al norte, es uno de los dos estados que recibe peticionarios de asilo en Estados Unidos que esperarán en México.

Dijo que  en Quintana Roo, otra académica, Araceli Fernández, trabajó hace dos décadas en la dirección jurídica de la Secretaría de Desarrollo Económico del entonces Distrito Federal, posteriormente montó un negocio familiar y llegó a la delegación de migración después de ser docente y directiva en la Universidad TecMilenio por 12 años.

 Lo mismo en Yucatán, donde la delegada María Antonieta Saldívar fue directora regional de Conacyt y académica en el Centro de Investigación Científica de Yucatán, sus estudios se enfocan en la apropiación social de la ciencia, la tecnología y la innovación, pero no en temas migratorios.

En este tema se revela que la Ley de Migración no incluye la figura de “visa de tránsito”, y la “de visitante”, que permite a un extranjero permanecer en México hasta 180 días, además exige documentos que casi ningún migrante centroamericano posee, coinciden académicos y organizaciones civiles de defensa de migrantes

Ya que informó que se había creado la figura del “visitante”  que  permitiría a los centroamericanos viajar por México de manera legal, y disminuir sus riesgos en su trayecto hacia Estados Unidos.

“La figura del visitante, que se ha establecido en la ley, con la cual es posible darle a los migrantes tránsito hacia terceros países, fundamentalmente hacia Estados Unidos la posibilidad de tener una estancia legal, temporal en nuestro país para que puedan llevar a cabo su propósito .

Los migrantes indocumentados que entran a México por las fronteras en el sur han sido víctimas de secuestros y extorsiones en los últimos años. En el  Informe Especial sobre Secuestro de Migrantes en México de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se informó que de 2008 al 2011, las organizaciones criminales secuestraron a unos 20,000 migrantes durante su paso por México.

Según el Instituto Nacional de Migración (INM) en el 2010, 1.9 millones extranjeros ingresaron a México por la frontera sur, de los cuales el 17% eran centroamericanos sin documentos migratorios. Esto equivale a unos 323,000 centroamericanos.

En la Ley de Migración se incluyen nueve tipos de visas, entre las que están las del “visitante sin permiso para realizar actividades remuneradas” y “visitante con permiso para realizar actividades remuneradas”, que son las que permiten una permanencia temporal a los extranjeros, incluyendo a aquellos que están de tránsito por México.

Para poder ser acreedor de la visa de “visitante sin permiso para realizar actividades remuneradas” , el artículo 129 del reglamento de la Ley de Migración apunta que el solicitante deberá tener solvencia económica suficiente para cubrir el monto de los gastos de alojamiento y manutención durante su estancia en territorio nacional, o tener una invitación de una organización o de una institución pública o privada establecida en territorio nacional para participar en alguna actividad por la que no perciba ingresos en el territorio nacional.

Activistas en defensa de derechos de los migrantes señalaron que por las condiciones sociales y económicas de las que salen, es imposible que los migrantes centroamericanos indocumentados puedan cumplir dichos lineamientos.

“Anuncian, vamos a proteger al migrante con una visa temporal, pero ese pobre migrante va a tener que demostrar que tiene trabajo en Estados Unidos, va a tener que demostrar que tiene dinero para que venga seis meses, cosas imposibles de pagar”, señaló Raúl Vera, obispo de Saltillo y director del albergue de migrantes de esa ciudad.

Si bien en el artículo 130 del reglamento se explica que la Secretaría de Gobernación, “atendiendo, entre otros, al principio de facilitación de la movilidad internacional de personas (…) establecerá o suprimirá requisitos o facilidades para el ingreso, permanencia, tránsito y salida de personas extranjeras en la condición de estancia de visitante sin permiso para realizar actividades remuneradas, mediante disposiciones administrativas de carácter general que serán publicadas en el Diario Oficial de la Federación” hasta ahora dichas medidas no han sido publicadas.

Otro dato es que contrario a lo que anunció Calderón en su momento, en la nueva Ley Migratoria no existe una figura de “visa de tránsito” pensada en los migrantes centroamericanos que sólo pasan por territorio mexicano para intentar cruzar a Estados Unidos.

“Me parece que es lo deseable (visa de tránsito), y que las organizaciones de la sociedad civil lo hemos solicitado, lo que es una visa que de manera automática se pudiera otorgar a toda persona que pretenda entrar de manera irregular al territorio mexicano. Pero eso no existe y no va a existir”, explicó Lorena Cano, abogada de defensoría de Sin Fronteras.

Si bien en México la inmigración ilegal dejó de estar penado desde abril del 2011, Sin Frontera señaló que los extranjeros indocumentados siguen siendo criminalizados al ser enviados a estaciones migratorias cuando no pueden demostrar su estancia legal en México.

Sin embargo, explicó que al no haberse incorporado la figura de la “visa de tránsito” – un permiso para pasar por el país cuando el destino final no es México – quienes quieran entrar legalmente a territorio mexicano deben cumplir requisitos que para algunos con complicados de cumplir.

 “Si uno quiere internarse en México, uno tiene que acudir a las instancias, llámese embajada o consulado para solicitar una visa e internarse, lógicamente eso tendrá un proceso burocrático (…) no creo que los migrantes por defender un poco ese estatus de vulnerabilidad lo vayan a hacer”.

Además, dijo, el Instituto Nacional de Migración (INM) deberá de capacitar a sus funcionarios y acabar con la corrupción que ha prevalecido desde su creación, hecho que ha afectado de manera negativa a los extranjeros en México.

 

“La Ley no tiene sentido real si no está ejercida por personas actualizadas o formadas en otro ámbito distinto a la corrupción”, indicó.

EL ESTADO DE DERECHO EN MÉXICO

En este tema el Gobierno de Estados Unidos comunicó al Gobierno de México que el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos de América (DHS por sus siglas en inglés) tiene la intención de implementar una sección de su ley migratoria que le permitiría devolver a extranjeros, no mexicanos, a nuestro país para que aguarden aquí el desarrollo  de su proceso migratorio en Estados Unidos.

La especialista revela que  México reafirma su derecho soberano de admitir o rechazar el ingreso de extranjeros a su territorio, en ejercicio de su política migratoria. Por ello, el Gobierno de México ha decidido tomar las siguientes acciones en beneficio de las personas migrantes, en particular a los menores de edad, estén acompañados o no, así como para proteger el derecho  de aquellos que desean iniciar y seguir un procedimiento de asilo en territorio de los Estados Unidos de América autorizará, por razones humanitarias y de manera temporal, el ingreso de ciertas personas extranjeras provenientes de Estados Unidos que hayan ingresado a ese país por un puerto de entrada o que hayan sido aprehendidas entre puertos de entrada, hayan sido entrevistadas por las autoridades de control migratorio de ese país, y hayan recibido un citatorio para presentarse ante un Juez Migratorio. Lo anterior con base en la legislación mexicana vigente y los compromisos internacionales suscritos, como la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, su Protocolo, así como la Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, entre otros.

Permitirá que las personas extranjeras que hayan recibido un citatorio soliciten su internación a territorio nacional por razones humanitarias en los lugares destinados al tránsito internacional de personas, permanezcan en territorio nacional bajo la condición de “estancia por razones humanitarias”, y puedan realizar entradas y salidas múltiples del territorio nacional.

“Se garantizará que las personas extranjeras que hayan recibido su citatorio gocen plenamente de los derechos y libertades reconocidos en la Constitución, en los tratados internacionales de los cuales es parte el Estado mexicano, así como en la Ley de Migración. Tendrán derecho a un trato igualitario sin discriminación alguna y con el debido respeto a sus derechos humanos, así como la oportunidad de solicitar un permiso para trabajar a cambio de una remuneración, lo que les permitirá solventar sus necesidades básicas”.

Y se procurará que la implementación de las medidas que tome cada gobierno se coordine a nivel técnico-operativo con la finalidad de desarrollar mecanismos que permitan la participación de las personas migrantes con citatorio en su audiencia ante un Juez Migratorio estadounidense, el acceso sin interferencias a información y servicios legales, así como para prevenir fraudes y abusos.

Las acciones que tomen los gobiernos de México y de Estados Unidos no constituyen un esquema de Tercer País Seguro, en el que se obligaría a las personas migrantes en tránsito a solicitar asilo en México. Están dirigidas a facilitar el seguimiento de las  solicitudes de asilo en los Estados Unidos, sin que eso implique obstáculo alguno para que cualquier persona extranjera pueda solicitar refugio en México.

 



« El Porvenir/ Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario