Nacional Mas Nacional


"Somos malas, podemos ser peores"


Publicacion:13-08-2019

+ + - -

El punto de reunión de las manifestantes fueron las oficinas centrales de la SSC, donde gritaron consignas en contra de los elementos de la corporación

 

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Poco más de 500 mujeres, jóvenes en su mayoría e integrantes de diversos colectivos, protestaron y realizaron desmanes frente a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la procuraduría local, para exigir el esclarecimiento y castigo de los cuatro elementos preventivos acusados de violar a una menor en calles de la alcaldía Azcapotzalco.
El punto de reunión de las manifestantes fueron las oficinas centrales de la SSC, donde gritaron consignas en contra de los elementos de la corporación y grafitearon el edificio: "Somos malas, podemos ser peores", "cerdos violadores", "atacan a una y nos atacan a todas", "no nos cuidan, nos violan".
Luego, el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, salió de sus oficinas para intentar dialogar con ellas. Escoltado por tres guardaespaldas, hacía declaraciones a la prensa cuando, de entre la multitud, una de las manifestantes arrojó un puñado de polvo de diamantina color rosa a la cabeza del funcionario, quien se mantuvo unos instantes en el lugar.
Pero el personal de seguridad que lo resguardaba lo encapsuló y de inmediato lo regresó a las instalaciones de la SSC; el rostro del jefe policiaco fue de frustración, pues ni si quiera pudo identificar a su agresora; en ese momento se rompió el diálogo entre las manifestantes y la policía capitalina.
Las jóvenes estuvieron en ese lugar alrededor de 15 minutos. Durante ese tiempo rayaron las paredes de la institución e incluso pintaron de rojo los uniformes de los policías que se encontraban ahí.
Después, marcharon hacia las instalaciones de la procuraduría.
Caminaron sobre la avenida Chapultepec, escoltadas por agentes de vialidad, para evitar accidentes. En el trayecto realizaron pintas en varios edificios y continuaron las consignas contra los policías.
Una vez frente al búnker de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina, elevaron de tono los gritos, así como las pintas al edificio público: "Funcionarios cerdos", "policías corruptos", "no necesitamos ser valientes, necesitamos ser libres", escribieron en las paredes de la corporación.
Ahí, la situación se tornó violenta cuando un grupo de anarquistas intentaron ingresar a la recepción de la procuraduría, los guardias de seguridad de inmediato cerraron las puertas de cristal; sin embargo, dos jóvenes con piedras y martillos las rompieron. El acto fue alentado por los manifestantes, quienes de inmediato ingresaron a la planta baja, destrozando el mobiliario y grafiteando el interior del lugar; nadie les impidió el acto vandálico.
Afuera, otro grupo de anarquistas, dañaron una cámara de vigilancia en la entrada de la PGJ y colocaron en un poste una cabeza de cerdo. Luego de eso, exigieron ser atendidos por la procuradora, Ernestina Godoy, quien en un principio accedió, pero solo sí se conformaba una comisión, pero las mujeres, querían que la funcionaria pública las atendiera en la entrada del recinto, al no haber entendimiento entre las partes, se desistió la plática.
Más tarde, en su cuenta de Twitter, Ernestina Godoy, explicó que, "ante la provocación, no vamos a caer en la misma", reiterando además que se aperturaron diversas carpetas de investigación para esclarecer y sancionar los daños ocasionas al edificio.
Las mujeres se retiraron con un saldo de varios cristales rotos, computadoras en el suelo y demás mobiliario roto.



« EL UNIVERSAL »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario