Nacional


Suman ya 76 muertos, tras incendio en ducto


Publicacion:20-01-2019

+ + - -

A 24 horas de la explosión de una toma clandestina de gasolina en el municipio de Tlahuelilpan,

CIUDAD DE MÉXICO/EL UNIVERSAL.- A 24 horas de la explosión de una toma clandestina de gasolina en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, el número de personas fallecidas ascendió a 76 y se registran 74 heridos que son atendidos en hospitales, según dijo el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad. Sin embargo, la Secretaría de Salud reportó 73 heridos. Fayad actualizó las cifras en la segunda conferencia de prensa en Palacio Nacional sobre los avances de las investigaciones tras la tragedia del viernes pasado. El fiscal General de la República, Alejandro Gertz, señaló que, de acuerdo con información preliminar, una de las hipótesis generada con información pericial es que la fuerte concentración de gases en la zona, el movimiento de la multitud, más la fricción de la ropa sintética, pudieron haber provocado la explosión. "En el momento del siniestro ese ducto estaba cargado con gasolina de muy alto octanaje [Premium], eso genera una serie de gases de gran letalidad y por tal razón en el momento en que eso se da y las personas empiezan a acercarse y a moverse de manera multitudinaria en esa zona cargada de gases. Muchas de las personas usan ropa de contenido sintético que tiene la posibilidad de generar reacciones eléctricas", explicó. El fiscal subrayó que este principio de investigación no es una contundencia, ni un resultado final, pero "el movimiento de tantas personas en un área cargada de gases, además de los contenidos líquidos, pudo haber generado la explosión". Gertz Manero aclaró que hasta el momento no se reportan detenidos ni indiciados. AMLO: seguirá combate contra huachicoleo El combate contra el huachicoleo y el mercado negro de robo de combustible no se va a detener hasta ser erradicado. La estrategia seguirá con respeto a los derechos humanos, sin responder a agresiones ni "apagar el fuego con el fuego" o "enfrentar la violencia con violencia", afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de expresar sus condolencias y solidaridad a los familiares de las víctimas de la explosión del viernes pasado en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), en Tlahuelilpan. En conferencia de prensa ofrecida por la mañana en Palacio Nacional, vestido con corbata y traje negros, subrayó que en los hechos el viernes pasado en Tlahuelilpan, "la actitud y la acción del Ejército fue correcta, les diría yo que oportuna. No es fácil ante una multitud hacer prevalecer el orden, aun explicando sobre los riesgos. Hay constancia de cómo se enfrenta la población al Ejército y a la policía, en otros casos. Esto es parte también de la investigación que vamos a llevar a cabo y el compromiso de decir la verdad, de no ocultar nada. "Estoy más por la postura que asumió el Ejército, porque no podemos enfrentar estos actos con medidas coercitivas, no podemos reprimir, porque el detener significa en un momento dado desatar una represión", reiteró en la segunda conferencia ayer en la tarde sobre la actuación de los soldados previo a la tragedia en la que fallecieron 76 personas, de acuerdo con la información proporcionada hasta este sábado. El titular de la Sedena, general Luis Cresencio Sandoval, detalló que el día de los hechos un total de 25 soldados se dirigieron a Tlahuelilpan donde se detectó la toma clandestina. "Cuando empieza a incrementarse esta salida del combustible del ducto también se reúne una mayor cantidad de personas, informa el oficial que había entre 600 y 800 personas que empezaron a llegar ahí, al área de la toma", indicó. Los elementos castrenses, ahondó, buscaron evitar que las personas se acercaran al ducto, advirtiéndoles del peligro que corrían, puesto que el chorro de combustible había alcanzado hasta siete metros de altura. El general explicó que los soldados que arri-baron de una base militar a 20 kilómetros del lugar, trataron de persuadir a los habitantes, pero no hicieron caso y algunos de ellos se tornaron un poco agresivos. "Al verse rebasado por la cantidad de gente que estaba llegando con sus recipientes para llenarlos de combustible, es obligado a retirarse a un costado y busca no tener una confrontación; no se retira del área, sino que se queda ahí a un costado, pendiente de lo que estaba sucediendo. Pero sigue incrementándose la gente y continúan llegando pobladores con los recipientes para llenarlos de combustible", narró.




No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario