Cultural Literatura


Mostrar a lector infantil su entorno y ecosistema


Publicacion:17-11-2018

+ + - -

El escritor e ilustrador concluye su saga “Domingo teporingo” situada en una ladera del volcán Popocatépetl 

México.- Con la publicación del volumen correspondiente al otoño, el escritor e ilustrador mexicano Marcos Almada Rivero (Ciudad de México, 1982) cierra su serie “Domingo teporingo”, serie en cuatro tomos, cada uno dedicado a una estación del año.

Todo ocurre en un lugar ficticio llamado “El Refugio”, situado en una ladera del imponente volcán Popocatépetl en el Estado de México. En ese bosque habitan de manera segura muchos animales, “Domingo” es un teporingo, endémico de esa zona, en grave peligro de extinción.

En esta ocasión “Domingo” y sus amigos viven diversas aventuras, desde coleccionar rocas volcánicas y visitar la colina de ceniza hasta descubrir una cueva y un río de lava subterráneo y hay una convención de codornices en “El Refugio”, lo que acarrea más aventuras.

“Cada libro, es decir, cada temporada, tienen diversos elementos propios del cambio de estación: Nieve en invierno, calor en primavera, lluvia en verano y la caída de las hojas de los árboles en otoño”, explicó el autor en entrevista con Notimex.

Dejó ver que escribió esta historia porque los libros para niños de México casi siempre tienen osos, leones y otros animales que no son parte del contexto mexicano. “La gente casi no conoce al teporingo y de esta forma, invito al lector infantil a descubrir su propia biodiversidad”, dijo.

Advirtió, sin embargo, que no se trata de obras didácticas, científicas o académicas, mucho menos son libros de texto. “Son libros de aventuras para que los chicos de cuarto a sexto año de primaria se diviertan. El teporingo es un pretexto para vivir aventuras literarias”, añadió.

La serie de cuatro libros escritos e ilustrados por el entrevistado existen gracias a que el autor visitó varias veces la zona, observó e investigó lo necesario y suficiente para armar cada una de las cuatro aventuras. Así nació la ficción en la que los animales tocan y bailan en un entorno feliz.

Una musaraña, una tuza, un tejón, un pájaro carpintero y otros animales y árboles de la zona conforman el ecosistema que Almada Rivero presenta en sus aventuras, narradas por el Popocatépetl. “Los libros forman un ciclo pero se pueden leer aleatoriamente”, subrayó.

Los personajes están presentes en los cuatro libros, cada uno es una aventura individual inserta en la estación del año correspondiente. Ahora, la serie completa se va a presentar el próximo lunes 19 a las 13:00 horas en la carpa dos de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij).

Desde pequeño, Almada mostró interés por las artes y es dibujante autodidacta. Durante la realización de un video educativo para la Secretaría de Salud, se acercó por primera vez al público infantil. En 2008 publicó su primer proyecto, “La dentadura de mi abuelo”, como escritor e ilustrador.

También es autor de la serie de libros “Óscar el Tlacuache”, la cual recibió una mención en el XV Premio Internacional del Libro Ilustrado 2010. Actualmente realiza proyectos artísticos para televisión, multimedia e ilustración. Todo su trabajo está enfocado al público infantil.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario