Legal


Llevan a cabo Simposio de Derecho “En Juicio”


Publicacion:25-10-2018

+ + - -

Conferencia con Miguel Carbonell, jurista, investigador, escritor de libros y experto en Derechos Humanos.

El Tecnológico de Monterrey realizó la 30 edición del Simposio de Derecho: “En Juicio”, el cual consiste en brindar a los alumnos asistentes las herramientas para que puedan formular su propio criterio lógico acerca de distintas materias del área jurídica, así como fomentar la participación estudiantil.

El evento está organizado por la Sociedad de Alumnos de Licenciado en Derecho (SALED). El Simposio se lleva a cabo desde el año 1988, por un grupo de estudiantes que buscaron brindar herramientas lógicas y jurídicas sobre el derecho internacional, administrativo y corporativo, hoy continua vigente con la participación de especialistas que inculcan el espíritu cívico más allá de las aulas, para enfrentar retos de la actualidad.

“Ha estado lleno de experiencias, retos y alegrías, pero que seguramente estos treinta años han servido para que muchos jóvenes cumplan sus sueños, al final del día estos eventos están hechos y diseñados por estudiantes para estudiantes y profesionistas, este año, en el 75 aniversario del Tecnológico, también es un relevante el poder diseñar estas actividades que tienen el impacto en la presencia, en la información y en compartir experiencias”, mencionó el Vicepresidente de la Zona Norte del Tecnológico de Monterrey, Víctor Guitérrez.

Conferencia con Miguel Carbonell, jurista, investigador, escritor de libros y experto en Derechos Humanos.

Al congreso acudieron múltiples personalidades encargadas de brindar sus experiencias profesionales en el área de derecho, uno de ellos fue el especialista en Derechos Humanos, Miguel Carbonell.

El ponente buscó dejar en claro ante los estudiantes, las cualidades que debe tener un buen abogado, para eso estableció diversos puntos, uno de ellos fue la capacidad comunicativa, siendo un sentido amplio que se practica constantemente con clientes.

“¿Qué tanto estamos bien preparados para comunicarnos efectivamente?, ¿qué tanto nos enseñan a redactar bien o a hablar en público? En muchas universidades públicas no nos capacitan para un juicio oral, uno ve grabaciones reales de audiencias, y los abogados se expresan fatal, es importante saber hablar en público”, señaló Carbonell.

También la capacidad de argumentación es un elemento que forma el profesionalismo de un abogado, esto debido a que es una actividad constante al tener que comunicar ideas, puntos de vista y posturas para poder persuadir y convencer.

Así mismo, el desempeño en los juicios orales va de la mano con las habilidades que un abogado requiere.

“Hay que saber leer la psicología de una persona, la persuasión es elemental, es un tratamiento psicológico; los abogados también somos psicólogos, el material de trabajo de los abogados son los seres humanos, nosotros servimos a los seres humanos y tenemos que saber leerlos”, comentó.

Uno de los temas que abordó fue establecer el trabajo de un abogado, al dejar en claro que el cliente no sólo busca que su caso sea judicializado, sino que se resuelva a fondo. Aseveró que la tarea de un abogado no es litigarlo todo al resultar presuntamente peligroso.

“Los juicios no intentan responder la pregunta ¿qué pasó?, los juicios intentan dar con la respuesta de qué es lo que se puede probar”.

“Cada vez hay más temas jurídicos, especialmente temas con un cierto grado de complejidad que tienen un significado científico, con los avances científicos que se dan en muchas áreas del saber están terminando en la mesa de los abogados, tenemos que saber algo de eso, tenemos que meternos a terrenos científicos”, detalló Miguel.

Conferencia con Alejandro Faya Rodríguez, Comisionado de la COFECE

Al congreso también acudió el Comisionado de la Comisión de Competencia Económica (COFECE), Alejandro Faya Rodríguez, un exalumno del Tec quien dio a conocer las labores de su cargo económico bajo una visión política.

La comisión tiene un aparato policiaco que se llama autoridad investigadora, la cual tiene todas las capacidades jurídicas, materiales y tecnológicas para poder investigar situaciones, investigar conductas que puedan implicar una clara violación a las leyes de competencia.

De esta forma, mencionó que la competencia es un factor indispensable para que los mercados estén teóricamente concebidos para funcionar.

“¿Cómo nace la competencia en la política?, en el caso mexicano, muchos otros frentes llegamos muy tarde, no existió durante mucho tiempo un intento del estado mexicano por lograr a través de acciones de política pública concretas, las condiciones de competencia a los mercados”, dijo Faya Rodríguez.

En 1992 nace la COFECE pero con insuficiencias y fragilidades claras, cuando alrededor del mundo resulta claro que los órganos de competencia tienen que tener esta capacidad de imponer sanciones disuasivas y que sean ejemplificativas para que otras empresas no hagan lo mismo

En México se origina esta condición, pero las multas que podía imponer eran relativamente pequeñas, manteniéndolas así hasta el 2011, que fue la primera reforma en donde se elevaron a las mejores prácticas internacionales.

“Muchas empresas decían que les convenía violar la ley de competencia, tener ganancias extra normales, pagar la última y seguir violando la ley, si es que no logran impugnar con éxito la sanción administrativa del aparato judicial”.

“Nos tuvimos que ir hasta el 2013, pasaron bastantes años, cuando por primera vez hay un consenso en la clase política en el sentido de que muchos de los rezagos que tiene el país en materia económica y social, se deben a la existencia de mercados altamente concentrados y con mercados muy poco competidos, eso explica la baja inclusión financiera”, indicó.

Al día de hoy la COFECE tiene dos recursos: el personal y las facultades conforme a las mejores prácticas internacionales, de esta forma se refleja una actividad muy interesante desde que nació como institución del 2014 al 2018, construyendo así un andamiaje institucional que los permite actuar con mayor solidez.

 

 



« El Porvenir / Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario