Cultural


La cultura mexicana reportó sensibles pérdidas en 2016


Publicacion:31-12-2016

TAGS: Cultura, Historia, Arqueologia, Etnologia, Sociologia, Musica, Literatura

+ + - -

Historia, etnología, arqueología, arquitectura, sociología, música y literatura, entre las áreas afectadas.

México.- El secretario de Cultura Rafael Tovar y de Teresa, el sociólogo Rodolfo Stavenhagen, el historiador Jorge Alberto Manríque, el arquitecto Teodoro González de León y los escritores René Avilés, Ignacio Padilla y Guillermo Samperio, así como la cantante de blues Betsy Pecanins, fueron algunos de los personajes de la cultura mexicana que este año perdieron la vida.

En un año de lamentables decesos también en el ámbito internacional, México no fue la excepción y se quedó sin personajes como la etnóloga María Teresa Martínez Peñaloza, cuyas investigaciones contribuyeron al conocimiento de la historia de su estado natal, Michoacán.

Martínez, quien falleció el 8 de enero, había participado en la elaboración del expediente dirigido a la UNESCO para inscribir al Centro Histórico de Morelia en la Lista de Patrimonio Mundial, lo que sucedió en 1991.

En el mismo mes perdieron la vida Mario Cirett, modelista cuyas maquetas y miniaturas forman parte de la Galería de Historia, Museo del Caracol, y Manlio Favio Salinas Nolasco, profesor investigador de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM).

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Mario Cirett participó en el proyecto impulsado por Jaime Torres Bodet que dio vida a dicho recinto en Chapultepec.

El maquetista diseñó diversas piezas para la celebración de los Juegos Olímpicos de 1968, para el Museo de las Californias, y para el Fórum Universal de las Culturas, realizado en 2008 en Monterrey, Nuevo León.

En tanto que Manlio Favio Salinas Nolasco fue experto en conservación de bienes culturales e impartió clases de Polímeros Naturales y Sintéticos a alumnos de la licenciatura en Restauración; asimismo, escribió distintos artículos sobre la materia.

El 22 de enero murió María de Lourdes Cué Ávalos, historiadora del Arte por la Universidad Iberoamericana quien desempeñaba actividades de investigación y producción editorial en el Museo del Templo Mayor.

En febrero, el 26, murió a los 60 años, el arqueólogo español José Antonio Lasheras Corruchaga, quien fue muy cercano a México debido a las consultorías brindadas a las investigaciones del INAH para realizar el expediente técnico de nominación de las cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla, Oaxaca, a la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El especialista impulsó el Proyecto de Rescate y Preservación de la Zona de Petroglifos Las Labradas, Sinaloa, y participó en el Encuentro de Gestores de Sitios Arqueológicos Patrimonio Mundial, organizado por el INAH en Loreto, Baja California.

El 14 de abril desapareció el director de orquesta Armando Zayas, a los 86 años de edad.

Zayas fue uno de los impulsores de la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional, también fue director de las orquestas Típica de la Ciudad de México, la del Conservatorio Nacional de Música, la Sinfónica Juvenil de la delegación Magdalena Contreras, así como de la Sinfónica Nacional y la Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Dos días después, el 16, el escultor Rafael León Rueda de León, creador de “La locura divina” dejó un gran vacío en el ámbito escultórico de México, al perder su batalla contra un cáncer de garganta.

Carlos Castañeda López, experto en la arqueología del Bajío, murió casi al término de junio, a los 62 años de edad. Maestro en Ciencias Antropológicas y oriundo de Veracruz, ingresó al instituto en enero de 1980. Al momento de su deceso estaba adscrito al Centro INAH Guanajuato.

La literatura mexicana lamentó el 20 de agosto la inesperada muerte del escritor Ignacio Padilla, quien terminó su vida en un accidente automovilístico. Entre los reconocimientos que le fueron otorgados al autor destacan el Premio Primavera Novela 2000, el Nacional de Cuento San Luis y el Premio Internacional Juan Rulfo en Cuento 2008.

El ámbito de la arquitectura y la pintura sufrió el 16 de septiembre la pérdida del artista Teodoro González de León, a quien se le debe el diseño de recintos como el Museo Tamayo y el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC).

Entre los numerosos reconocimientos y premios que recibió durante su destacada trayectoria se encuentran el Premio Nacional de Ciencias y Artes 1982, en el área de Bellas Artes; el Gran Premio Latinoamericano en la Bienal de Arquitectura de Buenos Aires, Argentina.

Unos días después, el 20 de septiembre, perdió también la vida el arquitecto Manuel Larrosa, a quien unos días antes se le acababa de reconocer con la Medalla Bellas Artes por trayectoria.

A Larrosa se debe, entre otras, la construcción de la aduana de Tijuana y el Teatro Casa de la Paz, en la Ciudad de México, cuyo mural fue creado por Manuel Felguérez.

El 9 de octubre las letras mexicanas se volvieron a poner de luto con el deceso de René Avilés Fabila, quien dejó una extensa obra literaria y periodística.

Avilés Fabila escribió novelas como “Los juegos” y “El gran solitario de Palacio”, dentro del periodismo escribió para El Universal y Diario de México, además fue fundador de Unomásuno y ganador de la Medalla Bellas Artes en el 2014.

El mismo día, el escritor David Ojeda perdió la batalla frente a una complicada diabetes y dejó este mundo a los 66 años de edad, a lo largo de su vida fue promotor cultural y encargado de talleres literarios en Aguascalientes, Ciudad Juárez, León, Monterrey, así como profesor e investigador de la UASLP y de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Además, obtuvo diversos reconocimientos, entre ellos los premios Casa de las Américas en 1978 por el libro de relatos “Las condiciones de la guerra” y “Punto de Partida” en 1975 por su cuento “Una bomba bajo los calzones”.

El 2 de noviembre se dio a conocer el fallecimiento, a los 80 años de edad, del historiador Jorge Alberto Manríque, autor de gran cantidad de publicaciones, entre ellas “Los dominicos de Azcapotzalco” (Universidad Veracruzana, 1964) y “La Dispersión del manierismo” (UNAM, 1980).

Homenajeado apenas en septiembre pasado, el investigador presidió el Comité Nacional Mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés), del cual México es miembro desde su inicio en 1965.

El 5 de noviembre falleció el sociólogo Rodolfo Stavenhagen, profesor emérito de El Colegio de México. Nacido en 1932 en Fráncfort, Alemania, llegó a México en 1940 cuando su familia salió de su país durante la guerra.

Se desempeñó como Relator de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y como subdirector general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), cargos profesionales que alcanzó como resultado de su interés por los grupos sociales más desprotegidos.

Rodolfo Stavenhagen también fue vicepresidente del Instituto Interamericano de Derechos Humanos y presidente de la Academia Mexicana de Derechos Humanos.

El historiador, catedrático y escritor Israel Cavazos dejó de existir el 9 de noviembre, habiendo dejado tras de sí 70 años de trayectoria dedicados a la investigación y la docencia.

Libros como “El muy ilustre ayuntamiento de Monterrey, desde 1596 a 1953”, “Diccionario biográfico de Nuevo León” o “El señor de la Expiración del Pueblo de Guadalupe” destacan en el repertorio del autor, quien también fue reconocido con premios como la Medalla de Diego Montemayor y el Premio Anastasio G. Saravia.

La cultura mexicana también lamentó la partida, el 10 de diciembre, del secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, quien fuera también abogado, historiador y escritor de libros como “El último brindis de Don Porfirio”, “Paraíso es tu memoria” y “De la paz al olvido. Porfirio Díaz y el final del mundo”.

Ocupó, entre otros cargos el de jefe de Relaciones Culturales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (1974-1976), director general de Asuntos Culturales de la Secretaría de Relaciones Exteriores (1970-1982) y director general del Instituto Nacional de Bellas Artes (1991-1992).

El día 13 se fue mientras dormía la cantante Betsy Pecanins, la llamada “Reina del Blues”. Su proyecto artístico fluyó entre el blues, el bolero y la música vernácula.

Antes de finalizar el año, el 14 de diciembre se despidió de este mundo el escritor Guillermo Samperio, a los 68 años de edad, debido a un paro cardiorrespiratorio, dejando más de medio centenar de libros que han sido traducidos al inglés, rumano, vietnamita y francés.

Entre su vasta obra se encuentra el poemario “Al filo de la luna” y los cuentos “Lenin en el fútbol”, “La Gioconda en bicicleta” y “La mujer de la gabardina roja y otras mujeres”, y fue ganador del Premio Instituto Cervantes de París, dentro del concurso de cuento Juan Rulfo 2000.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario