Monitor Más Monitor


Linux, el coche modular que puede correr, volar y navegar


Publicación:28-07-2020


++--

Lazzarini Design Studio se dedica a diseñar nuevos conceptos de automoción. Acaba de presentar Linux, un chasis modular que se adapta a todo tipo de vehículos.

Los coches eléctricos tienen muchas ventajas, pero por ahora siguen siendo más caros que su correspondiente versión en combustible. Y este precio se incrementará aún más con la llegada de los vehículos autónomos y voladores. Hace falta reducir costes, y aquí es donde entra en juego el diseño modular. El estudio italiano Lazzarini Design Studio nos muestra Linux, un chasis modular que permite fabricar vehículos que circulan por la carretera, vuelan o navegan.

El uso de chasis modulares puede abaratar mucho los costes, porque un mismo diseño puede adaptarse a todo tipo de transportes, con mínimas variaciones.

Linux es un chasis modular para vehículos eléctricos con entre dos y seis asientos. En este vídeo puedes ver sus diferentes posibilidades:

Lo interesante de Linux (¿puede usar este nombre?), es su adaptabilidad. Como vemos en el vídeo, el chasis modular consta de una base donde se colocan las baterías. En la parte trasera y delantera se sitúan los motores, que son de diferente tipo según se use en el mar, en tierra o en el aire.

A partir de aquí es posible añadir diferentes complementos según se requieran ruedas, rotores voladores o una base deslizadora para navegar.

Lo único común en todas ellas es la cápsula, que mide 4 metros de largo por 1,9 metros de ancho y tiene capacidad para entre 2 y 6 personas, así como un panel de control. En principio, la presencia de volante indica que no está destinado solo a vehículos autónomos.

Lazzarini Design Studios ha diseñado cuatro variantes de este chasis modular. La versión estándar y la de puertas desplegables para 4 personas, un mono hull con suspensión electromagnética para 6 personas, y un catamarán para 6 personas, con suspensión neumática.

No se trata de simples diseños de animación. Todas las componentes de los vehículos ya han sido elegidas. Por ejemplo la versión naútica utilizará uno o dos motores eléctricos Torqeedo deep blue 100i con entre 135 y 270 caballos, que permiten una velocidad máxima de 30 nudos y una autonomía de entre 4 y 8 horas.

La versión de carretera lleva uno o dos motores eléctricos Siemens que proporcionan 100 o 200 caballos y una autonomía de entre 150 y 300 Km.


por Juan Antonio Pascual



« Especial »