Opinión Columna


Siguen causando terror


Publicación:17-10-2020
++--

Cuídese porque el coronavirus es un mal para el cual no existe cura, mucho menos vacuna hasta ahorita, por lo que vale subir la guardia, no la baje

Aunque no han bajado lo que se quisiera, los fallecimientos a causa del Coronavirus sigue causando terror en algunos sectores.
De ahí la razón por la que las autoridades estatales de Salud encendieron las luces de alerta, por el incremento de hospitalizados.
Y, como es una cuestión que va ligada en automático con los fallecimientos, a mayor número de internados ya más o menos sabrá a lo que nos referimos.
De modo que, como se veía venir, las hospitalizaciones siguen a la alza y por consiguiente, habrá de esperar más contagios e internamientos.
Cuídese porque el coronavirus es un mal para el cual no existe cura, mucho menos vacuna hasta ahorita, por lo que vale subir la guardia, no la baje.


Con eso que dicen donde aprieta no chorrea, habrá que ver cuáles son los resultados que arrojan las acciones de autoridades estatales y municipales.
De lo contrario, habrá que preguntar para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo, si una cosa es lo que se dice de dientes pa' fuera y otra la que se hace.
Sobre todo, si la intención contener la ola de contagios que el gobierno estatal ya visualiza y que urge a los alcaldes poner su granito de arena, pero ya.
Que es una cuestión en la que gobierno del estado no puede solo, de ahí la urgencia de cerrar filas, para evitar se llenen los hospitales.
Precisamente ahora, cuando se supone que hay menos contagiados, pero el número de internos es mayor. Caso contrario de cuando había más infectados.


No se lo digan a nadie, pero los expertos en materia ambiental amagan con tirar dardos envenenados en un abrir y cerrar de ojos.
Sobre todo, porque los índices de contaminación parecen el cuento de nunca acabar, desde antes de la Pandemia y ahora con la reactivación.
Por lo que según el propio gobernador Jaime Rodríguez Calderón, esto implica la realización de trabajos coordinados o un frente común.
Especialmente, porque será una cuestión en la que no se vislumbra solución inmediata, ni a corto plazo, sino todo lo contrario.
Y, que según el ejecutivo estatal, la contaminación es un tema que nos compete a todos y que requiere del apoyo de los empresarios.
Así que habrá que tomar asiento, lugar y tabla, porque hay interés en que esto mejore, pero sólo resta quien los organice.


Ah, raza. Todavía en el sexenio del ahora ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, no faltaba quien dejara ver hasta ''parentesco y amistad'' con algunos funcionarios de su gabinete.
Sin embargo, ahora que las autoridades norteamericanas y las propias de nuestro país, se han puesto muy chuchas en la caza de ex funcionarios, ahora no falta quien se desmarque de los mismos.
Lo cuál llama poderosamente la atención ahora, cuando se reportan los ''caidos'' en desgracia o que tienen asuntos pendientes de los cuales habrán de rendir cuentas por ''pecados del pasado''.


El Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León STUANL, cerró esta semana con intensa actividad a pesar de que la pandemia a impedido la actividad que tiene esta organización.
Estos días pasados hicieron una reunión presencial con los Presidentes Secciónales y el Comité Ejecutivo, guardando las reglas sociales actuales, para nombrar Comisiones para actividades que no se pueden detener, como la de los que van a elaborar el pliego de peticiones para el próximo contrato colectivo del 2021. 
Además el viernes, en sus instalaciones sindicales, con la participación de algunas autoridades universitarias, entregaron doscientas bases más a trabajadores que estaban laborando por contrato en la UANL. Como dice su líder, Oscar Amel Elizondo, esta maquinaria no se puede detener.


« Columna En Voz Baja »