Banner de aplicaciones

Opinión Columna


Sigue el autogobierno en penales


Publicación:28-03-2019
version androidversion iphone

++--

Ante la situación que se vivió nuevamente al interior del penal del Topo Chico, hay algunas cosas que sin lugar a dudas llaman poderosamente la atención.
Que muy a pesar de lo que digan las propias autoridades, el autogobierno sigue imperando en el lugar, les guste o no les guste a las autoridades a pesar de sus ajustes.
Prueba de ello es, que la lista del traslado de reos se circuló días antes vía mensajes del Whatsapp, por lo que muchos familiares ya estaban avisados de ello.
Y, que para las altas horas en que las autoridades arrancaron con los trabajos para el traslado de los detenidos, ya estaban los familiares esperando afuera del penal.
Por lo que para muchos no es una sorpresa lo sucedido, y mucho menos que de igual forma, al interior se encontrara, puntillas, cuchillos, dagas, toda clase de droga.
Vaya, fueron decomisadas pastillas, cristal, una planta de mariguana y bebidas alcohólicas que los mismos internos procesan dentro del reclusorio.
Amén de una buena cantidad de teléfonos celulares de diferentes compañías y tamaños, así como el uso de ropa casual que no es la adecuada para los reos.
Vaya, los internos no lucen ni por accidente el uniforme naranja que deben emplear para identificarlos o evitar las fugas, así como tenis de marca y con cinta.
Por lo que el asunto amerita mucho más que un traslado de reos o un examen de conciencia, porque esto habla d corrupción y complicidades innegablemente.

 

Al que de plano le dieron un fuerte estirón de orejas fue nada más y nada menos que al aún Auditor Superior del Estado, Jorge Galván González.
Resulta que el titular de dicha dependencia ya había pasado la aduana no hace mucho, cuando visitó Congreso del Estado, pero en esta ocasión le fue más que mal.
Vaya, los diputados que ya lo traían en jabón, lo pusieron contra la pared, cuando lo cuestionaron duro la panista, Mirna Grimaldo y la morenista, Celia Alonso.
Sobre todo, cuando la ASE podría estar en otro mundo, toda vez que no realizó señalamientos ni contra el Estado, ni los municipios metropolitanos en sus cuentas públicas.
Además de que ni se haya detectado ninguna falla en torno a la obra pública, muy a pesar de que a la vista salta el problema de los baches y la mala calidad del pavimento.


Ahora sí, que al filo de la nava, el diputado Ramiro González, presidente de la comisión de presupuesto del Congreso sacó la tarea para reiterar la negativa a la CEE en torno a la petición de más recursos.
Por lo que de esa manera, le quita un gran peso a las autoridades estatales, que de lo contrario, habrían de brindarle algo así como 150 millones de pesos a la Comisión Estatal Electoral de presupuesto.


Ayer mismo, la diputada Beatriz de los Santos alborotó la gallera cuando defendió el funcionamiento de la pedrera del municipio de Dr. González.
Sobre todo, para darle sentido laboral al asunto, toda vez que lo que más hace falta en aquella localidad son las fuentes laborales, por lo que más de uno saltó.


Que tan tediosas estarán las cosas al interior del Congreso del Estado de Nuevo León, que los diputados mismos buscan la forma de quitarle lo aburrido y debatir, pero en serio.
Por lo que proyectan la manera de achicar técnicamente todas las iniciativas y reformas, de manera tal, que ya una vez sintetizadas por regla, se resuman sus contenidos.
Y, que ya de esa manera, se planchen los asuntos y no se tengan que pasar horas y horas de aburrimiento escuchando largas rutinas de lectura de cada documento.
Por lo que de prosperar la idea que promueven entre otros el diputado Álvaro Ibarra, habrá que parar oreja y pelar el ojo, para apreciar quien se avienta al ruedo y escuchar su ronco pecho.
Sobre todo de aquellos que ya le saben al asunto, que no le temen al pánico escénico y que para eso de robar cámara se pintan solos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




« Redacción »