Opinión Editorial


Salud mental


Publicación:27-07-2020

++--

Pero ¿qué hay de la salud mental?

No sé usted, pero en lo que a mi concierne, el trecho desde el día último de febrero en que se registró el primer caso de Covid-19 en México y hasta la fecha, se me ha hecho eterno.

Ya he compartido con usted que amablemente me lee, mis apreciaciones sobre el  manejo de la pandemia por parte de los diferentes

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS, la salud mental "es el estado de equilibrio que debe existir entre las personas y el entorno socio-cultural que los rodea, incluye el bienestar emocional, psíquico y social e influye en cómo piensa, siente, actúa y reacciona una persona ante momentos de estrés".

Y añade: "La salud mental es la base para el bienestar y funcionamiento efectivo de una persona y su comunidad"

A nivel mundial, casi 1 de cada 10 personas padece un trastorno mental. Y eso era hasta antes de la llegada del Covid-19.

Desconozco cómo hicieron los ancestros para "sobrevivir" ya no a la epidemia o una peste, sino al confinamiento y a una nueva forma de vivir en la fiebre negra o la gripe española y otros episodios históricos parecidos.

Difícil es perder a un amigo o ser querido por haberse contagiado de coronavirus, pero el duelo no sólo es por la enfermedad. Un estudio de la Clínica  Mayo en Estados Unidos arroja que aún sin saberlo, podemos estar viviendo en este momento nuestro propio duelo debido al confinamiento social.

Sensación de vacío, insensibilidad, enojo. Tal vez problemas para dormir o para comer, pesadillas, fatiga excesiva, debilidad muscular, o temblores¿Le suena familiar alguno de estos síntomas?

Poner atención a lo que sentimos, darse permiso para sentir tristeza o para llorar, puede ayudar a superar nuestro personal duelo.

Luego, señala el estudio de la Clínica Mayo, hay que pensar en nuestros puntos fuertes y la capacidad personal para afrontarlo, quizá tomando de ejemplo situaciones difíciles que ya se hayan atravesado en el pasado.

Es cierto, el confinamiento debe seguir pero no nos auto aislemos, hay que seguir en contacto con familiares y amigos, tal vez con llamadas telefónicas, mensajes de texto, conversaciones por video y redes sociales. Las mascotas también pueden ofrecer apoyo emocional.

Otras cosas que podemos hacer es establecer una rutina adaptada a la nueva situación, además de trabajar o aprender en línea, hacer ejercicio, comer sano, practicar la religión y pasatiempos y muy especialmente mantener un horario regular para dormir.

Para evitar episodios de ansiedad, no abuse de las noticias.

A nivel nacional y estatal las autoridades de Salud han abierto líneas para atender casos como estos, no dude que también le sirvan de ayuda.

Se puede perder un empleo, quizá estemos de "vacas flacas" pues no hay mucho para comer, pero ante todo debemos recordar que sin salud física o mental difícilmente habremos de atender a nuestros seres queridos. Aguantemos un poco más, y si hay que pedir ayuda, no nos quedemos cruzados de brazos y recurramos a los profesionales.




« El Porvenir »