Opinión Columna


Salir de la crisis del agua


Publicación:27-07-2022
version androidversion iphone

++--

Sus números tendrá, pero el gobernador de Nuevo León, Samuel García ayer mismo externó su confianza en salir de la crisis del agua aunque sea de ''panzazo''.

 

Sus números tendrá, pero el gobernador de Nuevo León, Samuel García ayer mismo externó su confianza en salir de la crisis del agua aunque sea de ''panzazo''.

Desde luego es un deseo muy particular y que se comparte con los mejores deseos por parte de quienes hacemos votos para librarla con el almacenaje que hay en NL.

De modo que vale hacer de tripas, corazón y bofe, porque el esfuerzo no debe ser exclusivo de unos cuantos, porque la crisis del agua sigue viva y se agudiza.

Por cierto, en el programa de abasto de agua a alguien se le durmió el gallo, pues ahora resulta que se les ''olvidó'' llenar los tinacos de las escuelas.

Desde luego el chistecito en nada ayuda a quienes de una u otra manera en el Estado hacen hasta lo imposible por responder al usuario ante la crisis que se vive.

Vaya un estirón de orejas desde aquí a quienes en tan tremendo problema se le olvidó sincronizar tan buen proyecto con la secretaría de educación... Reprobados.

Pues, luego de tantos brincos, la pedrera que durante años operó de manera irregular en la explotación del río Pesquería, por fin fue suspendidas por las autoridades locales.

Y, todo por el uso ilegal del agua en el lugar y por lo que se escribieron muchas historias en el desarrollo de su labor y hasta ahora no había poder humano que la detuviera.

Tan es así, que el asunto a lo largo de los años traspasó fronteras sin que toda queja, de cualquier calibre, influyera ni un poquito, por lo que hay quienes hoy lo celebran.

Aunque las autoridades responsables de la seguridad hacen su labor, los índices de inseguridad se mantienen altos.

Lo peor del asunto es, que muy a pesar de su gravedad hay casos que no se ventilan públicamente hasta ahora.

Y, que de acuerdo a reportes extraoficiales, siguen incrementando el número de sucesos sin reportar.

Tan es así que ahí tiene el caso de los presuntos motines en los penales y los ataques a balazos fuera de ellos.

Lo peor es, que de esa manera ''escondiendo'' los reportes, simplemente dan paso a las especulaciones.

Al menos de aquí para cuando se presenten las lluvias si es que llegan a registrarse en Nuevo León, habrá que mantener los cuidados de los bosques en lugares de paseo.

Suena sencillo, pero ya en la práctica es toda una aventura, porque muchos de los incendios en la entidad, son propiciados por la mano del hombre, a causa de los descuidos.

Y, lo grave del asunto es, que el consumo de hectáreas de áreas boscosas es tan enorme que en la mayoría de los casos, requerirán de años y años para que se recupere.

Sí que en estas vacaciones vale hacer un examen de conciencia y recordar, que las visitas a los parajes de la localidad, llevan implícitamente el esfuerzo por su cuidado.

 





« El Porvenir »