Opinión Columna


Rumbo a las elecciones del 2021


Publicación:14-02-2019
version androidversion iphone

++--

No hace mucho que Adrián de la Garza se sentó en la silla para el arranque de un segundo período en la alcaldía de Monterrey y el ambiente político amaga con ponerse al rojo vivo con rumbo a las elecciones del 2021.
Y, como lo señalamos aquí, la efervescencia política por lo que se ve, va claramente en la busca de espacios y recuperar aquellos que alguna vez se tuvieron y por decisión del electorado, se abrieron nuevas alternativas.
Pero como algunos que tuvieron la oportunidad de brillar no han dado luz, o al menos no han podido cumplir con las expectativas que formaron, los representantes de los partidos tradicionales, amagan con el retorno.
Tal es el caso del ex secretario federal del PRI, Ildefonso Guajardo, quien ayer mismo le puso el cascabel al gato, al ‘’madrugarle’’ a más de tres con sus aspiraciones ´políticas por la gubernatura de Nuevo León.
Y, aunque para muchos el tema podría no venir al caso, dada la distancia que separa las recientes elecciones a las que están por venir, el tema sin lugar a dudas reanimará a quienes tengan el mismo sueño.
Así que habrá que tomar asiento, lugar y tabla, porque la espera aunque parezca muy, pero muuuy larga, el tiempo vuela y no se pueden descartar muchas cosas, entre ellas el hartazgo y el desgaste. Usted qué opina.


Por cierto, ayer al hablar sobre el destape del ex funcionario federal, Ildefonso Guajardo a la gubernatura, el alcalde regio Adrián de la Garza, prefirió guardar silencio.
Con eso de que en boca cerrada no entra mosca, el munícipe regiomontano dejó en claro cuáles son sus responsabilidades del momento.
Y, que como tal, está enfocado en cumplir las promesas que le hizo a los regiomontanos, aunque no falta quien lo agregue en la lista de aspirantes.


Otro que le anda poniendo sabor al caldo y sigue rebotando el dato es el actual dirigente estatal del PRI, Pedro Pablo Treviño.
Sobre todo, ahora que el muchacho dejó en claro que quiere mantenerse al frente de la dirigencia estatal del tricolor, para la cual ya cuenta con algunos apoyos.
Y, que como en este tipo de proyectos se requiere de harta promoción, dicen que está muy agradecido por la ‘’ayuda’’ del gobernador de Nuevo León.
Que el hecho de que Jaime Rodríguez Calderón se suba al ring y se ponga los guantes con el líder del tricolor, le ayuda a sus promocionales. Ah, raza.


El que anda en pie de lucha en contra del Gobierno federal es el diputado federal priista, Juan Francisco Espinosa Eguía porque le anda haciendo de humo a los citricultores del estado los apoyos para la fumigación aérea vital para no perder la cosecha por la plaga de la mosca de la fruta.
Para ello el día de ayer presentó un punto de acuerdo para que la Cámara de Diputados libere los recursos que tiene retenidos por motivos burocráticos la Secretaría de Agricultura y Recursos Naturales.


Sin lugar a dudas, el que por lo visto ve la tempestad y no se hinca es nada más y nada menos que el titular de la agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria.
Lo anterior, porque a pesar de que los diputados lo tuvieron por más de seis horas en el banquillo de los acusados, advierte que le hicieron lo que el aire a Juárez.
Y, eso que los legisladores pidieron que el gobernador le corte la cabeza, le pidieron que firmara su renuncia y hasta amagan con abrirle juicio político, nada le espanta.
De lo contrario cómo se explica que muy a pesar de su advertencia de combatir a los taxistas piratas, estos sigan operando a ojos vistos en sus bases.
Quién sabe dónde se realicen dichos operativos de los que la autoridad dice, pero el reporte de los mismos desde luego que no estorbarían a nadie, sino al contrario.
No se diga de los prestadores de ciertas aplicaciones que andan con el Jesús en la boca, porque dicen que a esos si los traen a raya.
Pero a quienes trabajan como taxis sin los logos, sin los números de registro, sin los colores oficiales o con sus vochos, no pasa nada, siguen como Juan por su casa.
Tan es así, que alguien no está haciendo bien su trabajo si se toma en cuenta que ni los taxis que operan con los registros nuevos de control, usados para delinquir.

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




« Redacción »