Opinión Editorial


Romper la cadena de contagio


Publicación:13-07-2020

++--

Para no enfrentarnos a un nuevo paro de labores y confinamiento generalizado, deben revisarse los protocolos de seguridad e higiene

Del pasado 11 de marzo a la fecha han transcurrido ya 126 días de que se presentó el primer caso documentado de SARS Covid-19 en Nuevo León.

A partir aquella fecha, los casos de contagio del coronavirus fueron lentamente en incremento durante los meses de abril y de mayo.

Pero, a partir de junio y de julio se registró un incremento exponencial de contagios por la reapertura del servicio de transporte público y por la reactivación económica de establecimientos industriales y comerciales no esenciales.

Al mes de mayo nuestra Entidad alcanzaba los mil casos. Hoy esa cifra se ha disparado más de veinte veces, al alcanzar los veinte mil contagios y 635 decesos. Durante la última semana se han reportaron más de 600 casos diarios de contagio y de fallecimientos por arriba de las dos decenas diarias.

De continuar con esa tendencia, pronto se verá rebasada la capacidad de ocupación hospitalaria de mil 807 camas con que cuenta el sector de salud público y privado para atender a pacientes contagiados. De dicha cantidad de camas, 555 son para terapia intensiva con respirador artificial, todo lo cual está a prueba por el acelerado incremento de contagios y por el riego de mayor pérdida de vidas humanas entre las familias nuevoleonesas.

Más allá de las actividades esenciales, la vida económica debe continuar en la medida de lo posible, puesto que la población necesita llevar el sustento a su familia. Sin embargo, para no enfrentarnos a un nuevo paro de labores y confinamiento generalizado, deben revisarse los protocolos de seguridad e higiene para romper la cadena de contagio y disminuir el incremento de casos.

En ese sentido, fue que en el Grupo Legislativo del Partido del Trabajo planteamos que debe ponerse atención particularmente en tres aspectos:

1.- Las medidas de control en el uso de transporte público han sido insuficientes. Debe disminuirse radicalmente el aforo y si ello trae consecuencias económicas en los empresarios del transporte que pongan en riesgo la viabilidad de sus empresas, el Gobierno del Estado debe tomar temporalmente el control del servicio para asegurar la sana distancia entre los usuarios del transporte, aún en condiciones económicas deficitarias, pues la salud de la población es prioritaria y el transporte público es necesario para la vida económica de la Entidad.

2.- Para continuar con la actividad económica del Estado, las empresas deben mejorar las medidas de prevención e, incluso, aquéllas que tengan un aforo de trabajadores mayor a 50, deben fortalecer sus filtros e implementar pruebas masivas de Covid-19 para evitar nuevos contagios.

3.- A pesar de las nuevas restricciones aplicadas a partir de la primera quincena de julio, semejantes a un ´toque de queda´, debe regularse con mayor intensidad el tránsito de personas en las calles. Es notoria la presencia de personas en la vía pública que no tienen un motivo aparente para salir de sus casas. Únicamente deben salir de sus hogares las personas que tengan que acudir a realizar su actividad productiva y las que les sea necesario salir para abastecer de víveres para su familia. La vigilancia de las autoridades en ese sentido ha sido leve y se ha privilegiado el buen criterio y la buena fe de la población; no obstante, se hace necesario que la autoridad incremente su presencia en la vía pública y tome las medidas necesarias para disminuir la movilidad y permitir el tránsito de personas estrictamente necesario.

Nuestra propuesta recibió el voto unánime de la Republicana Asamblea de Nuevo León, siendo aprobado el siguiente Punto de Acuerdo con contenido de exhorto en los términos que a continuación se exponen:

Primero.- Se exhorta respetuosamente al Titular del Poder Ejecutivo del Estado de Nuevo León, Ing. Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, a incrementar y mejorar las medidas para disminuir los contagios del SARS Covid-19 en el territorio estatal, particularmente en los ámbitos que se han mostrado sensibles para el contagio, como los son el uso del transporte público, la presencia de trabajadores en los centros de trabajo y el tránsito de personas en la vía pública sin un motivo aparente para salir de su casa.

Segundo- Se exhorta respetuosamente a los 51 presidentes municipales del Estado de Nuevo León para coadyuvar y hacer que se cumplan las medidas de prevención con el propósito de disminuir los contagios de SARS Covid-19 en sus respectivas jurisdicciones territoriales.

 



« El Porvenir »