Opinión Columna


Rojo y no naranja


Publicación:26-10-2020

++--

Que en Nuevo León se vive una realidad muy diferente a la que registra el gobierno federal en torno a la Pandemia.

Que en Nuevo León se vive una realidad muy diferente a la que registra el gobierno federal en torno a la Pandemia.

Que NL está en Semáforo Rojo y no en Semáforo Naranja como advierten las autoridades federales desde CDMX.

El asunto desde luego llama la atención, pues hay quienes ven truco en el manejo de las cifras, relacionada con apoyos.

Así que a parar las antenitas, porque conociendo a Jaime Rodríguez Calderón, no descarte le salga lo Bronco.

Como si trataran de aprovechar antes de que el Estado decrete posibles restricciones, cientos de personas de todas las edades éste fin de semana ''tomaron'' el centro de Monterrey.

La saturación de los regiomontanos fue tal, que era fácil palpar las calles y sitios de mayor concurrencia del primer cuadro de la capital de Nuevo León, donde los contagios del Covid-19 aumentan.

Y, lo curioso del caso es, que en plena Pandemia gran parte de la ciudadanía como una forma de tentar su suerte recorrieron centros comerciales, paseos, mercados, restaurantes y de todo un poco.

Desde luego los establecimientos restringiendo sus accesos a las medidas dictadas por las autoridades de Salud, en ocasiones se ganaron el reclamo de la clientela que pidió servicio en general.

Pero como a las mujeres embarazadas, niños y adultos de la tercera edad fueron limitados en los establecimientos, porque los inspectores están muy ''bravos'' y nadie quiere sufrir por alguna multa.

De modo que, aquellos que se apegaron a lo que se indica por Salud todos los días en su tradicional conferencia de actualización Covid, prefirió perder clientela a que le sacaran tarjeta roja.

En tanto que paseos, tiendas formas e informales del centro de Monterrey tuvieron visitas, muchos con su cubrebocas y otros tantos haciendo caso omiso, como desafiando al Covid que va llenando hospitales.

De los fallecimientos a causa de la Pandemia ni se diga, pues continúan a la alza, con números preocupantes que no dejan de alarmar al gobierno de Jaime Rodríguez a falta de recursos suficientes.

Quienes pensaban hacer su agosto en octubre, se quedarán con el bat a hombro a causa de la Pandemia en el Estado.

Y, es que con eso del disparo de las hospitalizaciones las autoridades de Nuevo León rechazan los masivos.

Razón por la cuál, se han dado a la tarea de suspender toda clase de aglomeraciones y convivios familiares.

Y, es que de acuerdo a la experiencia, éste tipo de determinaciones ha tenido sus efectos positivos por el Covid-19.

Con lo cual se puede advertir, que cancelando oootras actividades, en mucho se evitarán contagios y fallecimientos.

Por lo que aquellos negocios de disfraces registran una de las temporadas más bajas, en cuanto a ganancias se dice.

Lo mismo que los vendedores de flores y prestadores de servicios en los panteones, que continuarán cerrados.

Y, con mayor razón éste Día de Muertos, donde la idea es no facilitar se disparen las cifras en Nuevo León.

Como consecuencia de los contagios que ya empiezan a manifestarse en mayor número, no descarte éste día y los que siguen, se saturen conocidos centros.

Por ejemplo los establecidos para la aplicación de las pruebas Drive Thru que en su tiempo fueron muy visitados y que luego bajaron sus servicios.

Pues, bien si las cosas siguen como se tienen contempladas, estos días o mejor dicho en las próximas horas amanecerán muy concurridos.

Sobre todo, porque hay un sector muy preocupado por la Pandemia y por su salud, que presenta algunos síntomas que podrían ser confirmados con la prueba.

Por lo que ya podrá imaginar, el incremento de sospechosos, que ya la autoridad espera disparen las pruebas para detectar o desechar el Covid-19.

Y, los otros centros que continuarán a la alza, con un mayor número de pacientes buscando atención, son aquellos que quieren la vacuna contra la Influenza.

De modo que, si quiere alcanzar cualquiera de las dos atenciones, deberá madrugar si es que no hace fila desde ayer, para alcanza servicio.




« El Porvenir »