Opinión Editorial


Respuesta al Quinto Informe


Publicación:17-10-2020

++--

Reconocemos que el Ejecutivo ha hecho un adecuado manejo de la crisis sanitaria y de la reapertura económica

Es un honor dar respuesta el Quinto Informe del Gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, en representación de la LXXV Legislatura, invitándolo a desarrollar una transparente y productiva Glosa con su equipo de trabajo, para que la rendición de cuentas sea un ejercicio de democracia participativa.

En el 2015 asumió el Poder Ejecutivo el primer Gobernador que ganó la elección como candidato independiente, situación inédita en Nuevo León y en toda la República. Ello trajo el rompimiento de paradigmas políticos. Uno de ellos que el Gobernador no contara con diputados, lo que cambió la dinámica entre poderes, pues el Poder Legislativo cobró mayor autonomía.

La experiencia en esta y la pasada Legislatura debe servir para preservar esa autonomía y construir un andamiaje que regule el diálogo entre poderes. Por ello, lo invito a que trabajemos juntos en un proyecto para heredar a las siguientes legislaturas y gobiernos la base para una mejor interlocución.

Este año marcó un antes y un después para el mundo entero. De haberse salido de control el Covid-19 en Nuevo León, de nada habría servido llenar estadios con camas, pues no era posible contar con equipo médico suficiente, ya que el capital humano hospitalario requiere de años para su formación. Es aquí, señor Gobernador, donde me permito señalar la necesidad de robustecer la formación de personal médico, principalmente médicos comunitarios que practiquen la medicina social y atiendan a los sectores de mayor penuria, para convertir el derecho humano a la salud en un auténtico derecho universal.

De igual manera, la educación para la nutrición saludable y la práctica habitual de deportes deben ser políticas fuertemente impulsadas junto con la salud psicosocial de niños y grupos vulnerables, para aminorar el impacto de la violencia y de enfermedades como ansiedad, depresión, psicosis y suicidios.

Reconocemos que el Ejecutivo ha hecho un adecuado manejo de la crisis sanitaria y de la reapertura económica. Decisiones como transparentar el número de contagios y decesos en hospitales públicos y privados, apoyarse en las escuelas de medicina, la reconversión hospitalaria, el alto número de pruebas gratuitas, el uso obligatorio del cubre bocas y el semáforo con los indicadores para evaluar riesgos, son, sin regateos ni lisonjerías, correctas.

Estos aciertos y el distanciamiento en el transporte, los mecanismos de geo-referenciación y el seguimiento del hilo de la cadena de contagio deben permanecer en mejora continua, así como establecer cercos sanitarios en colonias de alto contagio y un confinamiento diferenciado, separando los grupos productivos de bajo riesgo de aquéllos con alguna comorbilidad.

El manejo de las finanzas es otro acierto que debe reconocerse. Permitió resistir los embates de la crisis económica, que llevó a una histórica baja de los niveles de recaudación fiscal, tanto de recursos propios como federales. El reto es hacer más con menos y ello requiere el esfuerzo de todos.

Reconocemos también el cierre del penal del Topo Chico. Nunca más un autogobierno. En seguridad pública nunca se debe bajar la guardia. Es conveniente escuchar la sabia voz de las abuelas: "no porque se limpie la casa un día se piense que al día siguiente no se debe hacer también". La tarea de prevención y combate del delito es una tarea constante, persistente e inacabada. No baje la guardia señor Gobernador y menos en su último año. 

El Estado cuenta ya con una Ley de Movilidad, pero no cuenta aún con un sistema ágil, eficiente y limpio que detone la actividad productiva y que la población recupere para sí tiempos de ocio y de familia. La contaminación es otro de los problemas estructurales más graves. Afecta la vida y el futuro. El seguimiento a las recomendaciones del Centro Mario Molina, Premio Nobel recientemente fallecido, es el mejor homenaje que le podemos brindar y el mejor legado que niñas y niños pueden recibir de nuestra parte. Un plan ambiental integral, es posible. El retiro gradual de la industria contaminante, es posible. La creación de grandes parques y bosques urbanos, es posible.

Ciudadano Gobernador está por concluir su mandato y es en momentos aciagos cuando aflora el carácter humano. Extiendo la mano de este Poder Legislativo para que, apoyándonos en los valores de nuestra democracia, trabajemos juntos hasta la superación de la crisis sanitaria y económica.

Concluyo recordando a José Martí: "La única fuerza y la única verdad que hay en esta vida es el amor, el patriotismo no es más que amor, la amistad no es más que amor" y me atrevo a agregar que la solidaridad no es más que amor, la fraternidad no es más que amor y la paz es vivir en el amor.



« Lupita Rodríguez Martínez »