Opinión Columna


¿Proteger y servir?


Publicación:27-04-2019
version androidversion iphone

++--

Exigimos resultados y que la tranquilidad de los nuevoleoneses regrese para bien del Estado de pujanza que es Nuevo León

 

La Institución Policial Estatal denominada Fuerza Civil, organismo desconcentrado de la Secretaría de Seguridad del Estado de Nuevo León, surgió el 14 de septiembre de 2011, como una refundación de la fuerza pública a través del Mando Único, para responder al descontento generalizado con respecto a los servicios que proporciona el Gobierno del Estado.


Desde la creación de dicha Institución han pasado más de 7 años, sin embargo, lamentablemente, y aunque en los primeros años se mostraban cifras más positivas, actualmente éstas no se reflejan.


Simplemente el inicio de este 2019, fue considerado como el más violento de los últimos 6 años.


Lamentablemente, lo anterior se veía venir, y lo muestran cifras alarmantes como las del último estudio dado a conocer por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM) de la entidad, donde se establece que, entre abril y mayo de 2018, el porcentaje de ciudadanos que expresó considerar vivir seguro en el Estado fue de un 7.6%, inferior al 9.5% registrado en septiembre 2017.


Este mismo estudio, se revela que en cuanto a la confianza en la Fuerza Civil, en abril 2018 el porcentaje de ciudadanos del área metropolitana de Monterrey que dijo no tener confianza en absoluto en la Fuerza Civil, fue superior al registrado en septiembre 2017.


Además, al mes de marzo de 2019, buena parte de los delitos aparecían en rojo y amarillo en el Semáforo delictivo generado por la Fiscalía General de Justicia del Estado.


Estas alarmantes cifras, se suman a casos como lo sucedido la madrugada de este domingo 21 de abril de 2019, en un edificio ubicado en el centro de la ciudad de Monterrey donde las autoridades en la materia no dieron certeza y respuesta concisa para esclarecer e informar a la sociedad sobre los hechos, independientemente, como se ha dicho en las últimas posturas del Estado, si son o no elementos adscritos a Fuerza Civil, esto lastima y pone aún más en duda la imagen de lo que debería de ser una corporación modelo en el país como lo fue desde sus inicios.


Fuerza Civil se creó para atender problemáticas y delitos de alto nivel, tanto así que en su momento, el gobierno y la iniciativa privada conformaron una corporación con salarios más altos que los cuerpos de las policías municipales y con una preparación mucho mayor. Deseamos por el bien de los nuevoleoneses se mantenga esa formación y el nivel de atención a delitos de alto impacto. Que realmente sea elite, porque al menos así nació y así debería ser, si se compara la formación se habla de un cuerpo que se prepara en la Universidad de Ciencias de la Seguridad. Y que recientemente se anunció que dicha institución dará formación a los primeros elementos que conformarán la tan anunciada Guardia Nacional.


Cabe señalar que de igual manera existe la preocupación en cuanto a que esta institución educativa siga teniendo el apoyo y la inversión adecuada para que cumpla con su objetivo de profesionalizar las instituciones que conforman el Sistema Integral de Seguridad Pública del Estado de Nuevo León.


Los nuevoleoneses requerimos hoy más que nunca de una Fuerza Civil, que haga honor a su lema: proteger y servir.


Hacemos un llamado urgente al Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León para que instruya a quienes encabezan la Fuerza Civil y la Universidad de Ciencias de la Seguridad, a efecto de que envíen un informe de las acciones que implementan, de acuerdo a su competencia, en relación al tema de la seguridad pública en nuestra entidad.


Exigimos resultados y que la tranquilidad de los nuevoleoneses regrese para bien del Estado de pujanza que es Nuevo León.



« Redacción »
Juan Carlos Ruiz García

Juan Carlos Ruiz García


Publicaciones del autor