Opinión Editorial


Obviedades


Publicación:01-07-2020

++--

La pandemia no se resuelve con conferencias de prensa o declaraciones, sino con acciones concretas

"Elemental, mi querido Watson"

´Las aventuras de Sherlock Holmes´

No alcanzo a entender la lógica del alcalde de San Pedro, Miguel Treviño, cuando declara que "de seguir la tendencia de casos de infección de Covid-19 en una semana se saturará la atención con respiradores del sistema hospitalario".

¡Genio, mago, brujo, adivino!
Basta ver las cifras oficiales sobre la capacidad instalada y los pacientes hospitalizados para llegar a tan sesudo hallazgo.
Sin embargo habría que clarificar entre los internados en observación y los que están en cuidados intensivos, porque los números son distintos.
Más allá de lo anterior, me cuestiono ¿qué diantres anda anticipando escenarios Miguel Treviño? ¿Esa es su función?
Él, que se empeñó el reactivar las construcciones antes que nadie y que abrió restaurantes primero que todos en el área metropolitana; él que abrió los andadores y que incluso antes permitió que en parques las personas se ejercitaran sin cubrebocas o cuidar la sana distancia.
La misión del alcalde sampetrino no es traslaparse con las autoridades de salud en el Estado, sino en todo caso buscar soluciones y ponerlas en práctica.
La pandemia no se resuelve con conferencias de prensa o declaraciones, sino con acciones concretas.
¿Por qué no habilitar gimnasios y espacios municipales como hospitales? ¿Por qué no cabildear con colegios e instituciones para que faciliten instalaciones para el mismo propósito? ¿Por qué no convocar a empresarios y personalidades para conseguir más apoyos?
En todo caso y en lugar de limitarse a solo informar, Treviño debería poner manos a la obra para resolver las 45 denuncias de violencia familias que hubo en una sola semana y reducirlas a cero.
O bien concluir las visitas y concretar los apoyos a los poco más de mil ciudadanos que lo solicitaron para establecer micronegocios y no "anunciar" que ya fueron a ver a la mitad.
Declarar obviedades para salir en la foto y dar la nota es sumamente sencillo. Lo difícil, pero al mismo tiempo lo realmente trascendente y que cumple con el objetivo para el cual fue electo, es dar resultados.
Recordemos que en todo esto lo que está en juego es la vida de miles de personas y no un afán protagónico con argumentos que hasta un chamaquito de diez años puede deducir.
ftijerin@rtvnews.com



« El Porvenir »