Opinión Columna


No somos aves de mal agüero


Publicación:28-06-2020

++--

Muy a pesar de las buenas intenciones de las autoridades estatales, se siguen dando las condiciones para frenar la reactivación económica

No somos aves de mal agüero, pero una cosa sí podemos adelantarle, que muy a pesar de las buenas intenciones de las autoridades estatales, se siguen dando las condiciones para frenar la reactivación económica.
Sobre todo, porque continúan a la alza de manera preocupante los contagios, con una demanda creciente de solicitudes de revisión, pero especialmente los casos mortales un día sí y el otro también.
Por lo que las autoridades del gobierno encabezado por Jaime Rodríguez Calderón mantienen el análisis del asunto, valorando toda situación, pero sobre todo preocupados porque a curva no se aplana.
Y, que en el peor de los casos, registra cada vez más contagios en personas de todas las edades, incrementando la ocupación hospitalaria y pegándole al personal considerado de la ''primera línea''.
De modo que, el Covid-19 quieran o no, frenó ya algunas intenciones de la autoridad que visualizaba ciertas reaperturas, lo cuál posiblemente no se de y de otros que abrieron, corren riesgo de cierre.

A propósito del desorden que observan las autoridades de Salud en Nuevo León y que no se cansan de señalar el riesgo sobre el relajamiento de las medidas, pues ahí les va.
No nos gusta el chisme, pero con eso de que existe la posibilidad de que se reactive la Cuarentena, ya hay quienes podrían estarse preparando por si les cae el Chahuistle.
Y, si no lo quiere creer basta con preguntar porque hay algunos bodegas que antes operaron como gimnasios y ahora están siendo reutilizados para almacenar cerveza en grandes cantidades.
El asunto llama poderosamente la atención de quienes fueron testigo de ello y que han visto, el reabastecimiento de algunos expendios, a menos que sea por pura precaución.

Pero así como decimos una cosa, le decimos otra. Que ante la gravedad de los contagios, podría ser más fácil frenen algunas actividades que resolver las aglomeraciones en el transporte colectivo.
Por lo que habrá que ver, cuál de las dos cosas se da primero ante un panorama bastante oscuro debido al incremento de los contagios o la solución a los amontonamientos que padecen los usuarios.
Sin embargo como para que aún le falta para que se tome cualquiera de las dos determinaciones al respecto, habrá que tomar, asiento, lugar y tabla, porque eso sí... el golpe avisa.

Quienes se han dado la vuelta por las Moliendas en Los Cavazos o la Presa de la Boca en el municipio de Santiago, se han dado una laaarga vuelta de oquis.
Sobre todo, porque por aquellos lugares continúan las restricciones en el uso de los espacios a causa de los contagios generados por el Coronavirus.
De modo que esos lugares quedaron bajo el celoso resguardo de los policías municipales en el caso de Las Moliendas, que continua cerrada casi al cien.
Lo mismo que el área de la Presa que antes vigilaban policías federales y que ahora cuidan los municipales y si no lo quiere creer pregúntele al Pato Zambrano.
Ah, propósito con eso de la detención del ex Big Brother luego de que burló la línea amarilla que delimita las zona prohibida en la Presa, tuvo muchos comentarios en redes.
Desde luego, hubo quienes le manifestaron toda su simpatía al ex conductor de televisión y ex candidato a la alcaldía regia, pero también aquellos que le soltaron metralla.

Será el sereno, pero con eso de la reapertura de muchos negocios en el municipio de Monterrey hay quienes se hacen de la vita gorda.
No nos gusta el chisme, pero sí podemos adelantarle que hay establecimientos reaperturados que siguen siendo muy visitados por sus clientes.
Así que ya podrá imaginarse cómo se ponen las aglomeraciones al exterior a la vista de todo mundo sin cuidar la sana distancia.
Pero lo curioso del caso es, que al menos en ese sentido no hay autoridad que se de cuenta, por lo que alguien no está haciendo su trabajo.


« El Porvenir »