Opinión Columna


No es por picarle el buche a nadie


Publicación:04-07-2020

++--

Lamentablemente hubo muchas personas que decidieron tomar las calles de paseo en familia o de compras, por lo que se les vio caminando plácidamente

No es por picarle el buche a nadie, pero las recientes restricciones dictadas por el Gobierno Estatal ante la pandemia, tuvo eco en muchos sectores, pero hubo otros que hicieron  lo mismo que con los llamados a misa.

Es de reconocer que muchos a pesar de los problemas que representa el no abrir sus negocios o fuentes de trabajo, un buen número de establecimientos acataron la indicación de Jaime Rodríguez Calderón.

Pero lamentablemente hubo muchas personas que decidieron tomar las calles de paseo en familia o de compras, por lo que se les vio caminando plácidamente en el primer cuadro de la capital de Nuevo León.

Eso sin contar, que también hubo movilización vehicular un tanto normal, a grado tal que en algunos cruceros y avenidas importantes vivieron aglomeraciones a ratos como en el centro o rumbo a la Carretera Nacional.

Por lo que en éste último punto, fue muy oportuna la presencia de Fuerza Civil que revisó a detalle muchas de las unidades con varios pasajeros a grado tal, que regresó conductores y sus acompañantes.

Encima del problema que ya se vive en la entidad a causa del Coronavirus con todo lo que ello trae, aún y con las medidas restrictivas de la autoridad, habrá que aplicar mano dura.

Lo anterior por la simple y sencilla razón de que muchos ´´despistados´´ siguen retando a la autoridad y desafiando al Covid-19 en todos sus sentidos, ante hospitales llenos.

Desde luego todo lo que sucede en su entorno es peor, los contagios a la alza, los fallecimientos de personas de todas las edades y sin enfermedades secundarias.

Y, si a ello se le agrega que no hay vacuna o medicamento que garantice su cura, habrá que agregarle una raya más al tigre, con la próxima llegada de la Canícula.

Por lo que esto, según estudios podría incrementar aún los casos de violencia intrafamiliar, lo cuál sin lugar a dudas será una bomba de tiempo en la Cuarentena.

Y, si a eso le agregamos que las autoridades responsables de la procuración de justicia en Nuevo León, siguen durmiendo el sueño de los justos sin resolver quejas.

No es que nos guste el chisme, pero de un tiempo a la fecha, debido al Coronavirus, muchas de las quejas que se realizan vía la App se atiende vía Internet, de eso no hay duda.

El problema es, que los quejosos o quejosas, tienen que hacer de tripas corazón y bofe, porque no hay citas presenciales a causa del Covid-19 y sus casos quedan en el aire.

Por lo que podemos advertir que no somos aves de mal agüero, pero sí podemos señalar, que las denuncias podrán dispararse y las soluciones cuándo. Es duda.

 

 

No nos gusta el chisme, pero una cosa sí le podemos asegurar, que muchos de los establecimientos no necesarios abrieron sus puertas.

Desde luego ante toda clase de negocios, lo más seguro que los inspectores comisionados para regular la apertura no se dieron a abasto.

Por lo que a pesar del llamado que se hizo, para que se respetaran las restricciones de los horarios, hubo quienes trabajaron con normalidad.

Y, si en el primer sábado de restricciones oficiales no faltaron los ´´listillos´´, habrá que ver hoy domingo cuál es el comportamiento general.

Así como el reporte de sanciones, encierros, cierres o amonestaciones como saldo del mal llamado ´´Toque de Queda´´.

 

 

El alcalde de San Pedro, Miguel Treviño por lo visto no está dispuesto que los contagios del Coronavirus no se le salgan de control.

Tan es así, que si logró mantener a raya el nacimiento del Covid-19 en su municipio, busca la forma de aplicar mano dura contra el virus.

Por lo que emprende una serie de acciones y la fórmula mejorada que en el pasado lo sacaron del problemón que ahora tienen otros municipios.

Y, que en el caso de San Pedro, sus autoridades supieron aplicarse con medidas restrictivas y que luego reactivaron con un plan estratégico fiel.

Por lo que no es de extrañarse, que en éste segundo paquete de contagios que se tiene localizado, urgen someter a prueba de más brotes.



« El Porvenir »