Opinión Editorial


Mucho por aprender


Publicación:13-09-2020

++--

Los habitantes del Viejo Continente celebran del 16 al 22 de septiembre la "Semana Europea de la Movilidad".

Los habitantes del Viejo Continente celebran del 16 al 22 de septiembre la "Semana Europea de la Movilidad", cuyo lema, este 2020, es movilidad sin emisiones para todos.

El objetivo durante esta semana es promover el ciclismo y las caminatas, además de fomentar la sociabilidad entre los residentes al organizar actividades en conjunto.

España se ha destacado anualmente al fomentar la participación ciudadana que hace uso de la bicicleta como un medio de desplazamiento más sano, y también es la que lleva a cabo de manera constante proyectos sustentables para mejorar la movilidad y con ello ayudar a reducir la emisión de contaminantes a la atmósfera.

Esto sucede a miles de kilómetros de nuestro país y aunque en México hay esfuerzos en aras de la movilidad, aún hay tanto por hacer y mucho más por aprender de las naciones europeas. Y no, no me diga que esto es exclusivo de dinero, también se requiere voluntad.

Justo por la contingencia sanitaria provocada por el Covid-19, se ha incentivado disminuir la movilidad como un ejercicio tendiente a reducir la velocidad de contagios.

Un estudio realizado por el Conacyt en agosto arroja que Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Nuevo León, han logrado disminuir la movilidad en aproximadamente 50 por ciento, en comparación a los desplazamientos antes de la pandemia, lo que sin duda ha coadyuvado además a disminuir los índices de contaminación ambiental.

En contra parte, en Michoacán, Querétaro, Nayarit y Durango la movilidad está  prácticamente igual.

Pero no nos engañemos, esta coyuntura sólo durará hasta que la autoridad lo estime conveniente.

De un estudio realizado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático donde además participan la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional, La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) y el Instituto Nacional de Salud Pública se desprende que la contaminación impacta en muchas de las enfermedades respiratorias y llama a emprender políticas públicas que mejoren la movilidad y las tecnologías limpias.

"La construcción o reconstrucción de un ambiente sano, haciendo uso de los mejoresconocimientos adquiridos por la humanidad, incluyendo tecnologías limpias y de bajasemisiones en el transporte, la construcción, la generación de energía, el manejo deresiduos, etc; la restauración ecológica de los ecosistemas naturales y la organizaciónsocial que impulse y ejerza una vigilancia responsable sobre la relación de lassociedades humanas y su ambiente, debe de ser emprendida sin dilación en lospróximos meses", arroja el análisis en comento.

La plataforma ¿Cómo Vamos, Nuevo León? ha impulsado una mejor movilidad, muy especialmente espacios para la comunidad ciclista y aunque el desarrollo actual de nuestra zona metropolitana no ha permitido todos los espacios posibles para este fin, San Pedro es el municipio que más ha destacado con carriles exclusivos para uso de bicicleta.

Otros municipios han fomentado espacios dominicales para caminatas, renta gratuita de bicicletas, pequeños ejercicios tendientes a una mejor movilidad y a fomentar la convivencia.

Lejos, muy lejos estamos de alcanzar a los europeos, pero son pequeños pasos que a mediano y largo plazo se podrían convertir en mejores hábitos que le abonan a la salud y al medio ambiente.

Pero me queda claro que quien se siente en la silla del Ejecutivo el próximo año, tiene una gran área de oportunidad para emprender mejores políticas públicas que tengan que ver con un mejor transporte y por supuesto, un mejor medio ambiente que se traduzca en aire limpio. Después de todo, al igual que los europeos, nosotros también nos merecemos una movilidad sin emisiones.




« El Porvenir »