Opinión Columna


Mucha gente parece estar desconectada.


Publicación:07-04-2020

++--

Pero la realidad de las cosas, es el reiterado llamado día a día y la aceptación hasta en cierta forma en el uso diario del cubrebocas.

Pues, una cosa es más que cierta. Que a pesar de la contingencia y de los constantes llamados de la autoridad para cuidarse ante el Coronavirus, mucha gente parece estar desconectada.

Que es cierto que una gran cantidad de personas viven cautivas de la transmisión diaria de las autoridades de Salud y siguen al pie de la letra las indicaciones que se brindan.

Y, que por esta cuestión se podrían estar evitando muchos de los contagios que por suerte no ase padecen y que pondrían en un predicamento a más de tres, como sucede con los que hay.

Pero la realidad de las cosas, es el reiterado llamado día a día y la aceptación hasta en cierta forma en el uso diario del cubrebocas como una manera de mantener a raya las infecciones.

Lo cual tiene dos caras, una la de las personas que hacen eco a la petición de las autoridades y otra, la que despreocupadamente vive y convive con sus semejantes arriesgando todo.

Conforme pasan los días y las cifras mortales a causa del Covid-19 se siguen incrementando en Nuevo León, el trámite de algunos servicios se siguen realizando de manera rutinaria.

Ah, pero eso sí, con sus respectivas medidas de prevención y de cuidado sanitario, para lograr en lo posible cualquier contagio ante las constantes recomendaciones del autocuidado.

Tan es así, que en las distintas sucursales bancarias sobre todo en días de pago es común ver las largas filas  que se forman a distancia, para procurar la infección por contacto.

Lo mismo que en las distintas sucursales de Agua y Drenaje de Monterrey, donde también las filas parecen interminables y que dada la ´´Sana distancia´´ se antojan más prolongadas.

Pero como la idea es evitar los contagios y ganarle la lucha al Coronavirus, no hay mejor lucha que la que no se hace, pues ya está comprobado que para el virus no hay estratos social, ni edad.

Ayer el gobernador del Estado, Jaime Rodríguez Calderón en su mensaje dejó en claro la importancia de contar con el abasto suficiente de insumos y personal de Salud para hacer frente al Covid-19.

Por lo que en sus declaraciones el ejecutivo estatal despejó toda clase de dudas sobre el particular y lo que mantiene al filo de la silla a propios y extraños, procurando no ser víctimas del Coronavirus.

Pues, bien, para ello El Bronco hizo referencia que se apoya en las redes sociales, herramienta que ahora sí se podría decir, domina al dedillo y que es uno de sus puentes principales con el respetable de las elecciones.

Por lo que se espera tenga buenos resultados en la cadena de contactos y fan´s que registra, porque mucho del esfuerzo para contener el virus, depende de los cuidados que se sigan en casa y los apoyos.

Si bien es cierto que la autoridad estatal reconocer el buen comportamiento de la mayoría de las personas ante el Covid-19, lo que se busca también es no mandar un mensaje equivoca.

Sobre todo, para que la gente no se confié y de que el problema ya pasó bajando la guardia, sino todo lo contrario, por lo que urgen incrementar y mejorar las medidas de higiene y de limpieza.

Por lo que aparejado a ello se advierten medidas de restricción más severa, porque según el pronóstico de las autoridades en dos o tres semanas se registrará la etapa más difícil del C-19.

Quién sabe cuánto dure el gusto, pero las estaciones de monitoreo en Nuevo León ya registran una sensible baja en sus niveles.

Por lo que algo positivo se podría palpar o mejor dicho olfatear, tras el paro de muchas de las actividades a causa del Coronavirus en NL.

Pero habrá que ver que tanto mejora, si se toma en cuenta que restan semanas antes de que todo vuelva a la normalidad.

Este día la alcaldesa de Guadalupe, Cristina Díaz recibe a integrantes del Club de Robótica ´´Los Grises´´, quieren harán la entrega de 50 caretas para el personal de servicios médicos del municipio.

La alcaldesa le donó los boletos a los estudiantes de la Facultad para que acudieran a Sidney, Australia a concursar  cuando estaban en secundaria y ahora ellos quieren corresponder ante la pandemia del Covid-19.




« El Porvenir »