Banner de aplicaciones

Opinión Columna


Mi retiro de la política


Publicación:22-02-2019
version androidversion iphone

++--

Un agradecimiento especial a mi familia, en particular a mi esposa, porque ellos pagaron el costo de este paso por la política

El pasado lunes 18 de febrero, en conferencia de prensa en mi tierra natal Culiacán, comuniqué a los medios de comunicación, a los sinaloenses y al pueblo de México que he tomado la decisión de retirarme de la política electoral de manera definitiva y regresar a mis actividades de carácter privado que había dejado desde hace 10 años.

Durante mi campaña a senador en 2018 fui claro en mi convocatoria a los sinaloenses invitándolos a que vieran en mi candidatura un proyecto: "Hoy soy diputado federal por que los 'culichis' así lo decidieron; si ustedes me eligen senador, buscaré la gubernatura del estado en 2021". Si no, me iré para mi casa y mis negocios por que lo mío no es una obsesión personal, sino un proyecto que busca empoderar al ciudadano, limpiar la política y construir el Sinaloa que ofrezca las oportunidades a las que los jóvenes sinaloenses tienen derecho.

También lo dije: todo esto lo seguiremos haciendo por la vía independiente, que es más difícil; por eso la importancia de construir en peldaños: primero la diputación, luego la senaduría, para así llegar a la candidatura a gobernador con posibilidades reales de ganar.


La senaduría es la única posición electoral donde el segundo lugar entra. Se eligen 3 senadores por estado, 2 de mayoría y uno de primera minoría. Es decir, podíamos ganar la elección, pero si no y quedábamos en segundo lugar, habría sido senador; esto permitiría construir la plataforma para buscar la gubernatura en 2021. La decisión popular expresada en las urnas fue contundente, obtuve el último lugar: ¡No te queremos senador!


Hoy con la misma claridad y en congruencia con lo señalado en campaña, no buscaré la gubernatura de Sinaloa, ni ningún otro puesto de elección popular. Con esto cierro un ciclo en mi vida convencido que les corresponderá a los jóvenes construir el México del siglo XXI. Espero que los jóvenes mexicanos no se conviertan en una generación omisa e irresponsable como lo ha sido la mía. Debe quedarles claro a los jóvenes que el cambio no vendrá desde el poder, tendrá que venir desde la sociedad.


Concluyo esta etapa contento, mas no satisfecho. Quedan pendientes en el ámbito legislativo modificar la ley de las candidaturas independientes para ampliar el derecho de participación política. Queda pendiente reducir el financiamiento público a los partidos y eliminar la partida estatal ahora que existe la concurrencia de elecciones federales y estatales. Debe subirse el porcentaje de los votos para que los partidos mantengan su registro: mínimo al 6%, óptimo al 10%. También reducir el total de legisladores en ambas cámaras, y los pluris deben ser electos por listas abiertas como en el mundo democrático.


El país enfrenta grandes retos:


1. Combatir la corrupción acabando con la indignante impunidad.


2. Fortalecer la división de poderes y los contrapesos sociales, como deben ser la sociedad civil organizada y los medios de comunicación.


3. Urge empezar un verdadero movimiento nacional para formar ciudadanía, de sociedad civil informada, organizada, participativa y con agenda ciudadana que hoy no existe.


4. Tenemos un gran reto de la formación de capital humano a través de la salud y la educación, y que estos se reconozcan como derecho humano que son.


Ante las nuevas tendencias de la política nacional e internacional, persisten grandes riesgos de retrocesos autoritarios y populistas. En Sinaloa persiste el riesgo de la narcopolítica con la aspiración de personajes vinculados al hampa a la gubernatura en 2021.


Yo cierro mi ciclo después de 15 años de participación en el periodismo sinaloense y 10 años en la política. Es decir, me dediqué los últimos 25 años a buscar el bien de mi comunidad, a través de la participación en la vida pública. Hoy vuelvo a la paz de mi vida privada.


Doy gracias a todos aquellos que me tuvieron confianza, gracias a los medios de comunicación que difundieron mi propuesta, a aquellos que me apoyaron con tiempo y dinero. Gracias a mi equipo de colaboradores, a todos gracias.


Un agradecimiento especial a mi familia, en particular a mi esposa, porque ellos pagaron el costo de este paso por la política, aunque saben que lo hicimos por ellos.



« Redacción »
Manuel Clouthier


Publicaciones del autor