Opinión Columna


Mayor castigo para agresores sexuales


Publicación:10-05-2019
version androidversion iphone

++--

La violación es acto que afecta terriblemente no sólo a la víctima, sino a las familias y todo su entorno

 

El derecho penal como ciencia y ordenamiento legal sancionador de la conducta debe ser permanentemente revisado por el legislador y analizado con el objeto de salvaguardar la eficacia de sus principios, para asegurar la debida observancia y aplicación.


Para ello se requiere modernizar el derecho punitivo en el Código Penal para el Estado ajustado a la realidad social, y que atienda de manera eficazmente los diversos fenómenos y efectos de la delincuencia frente a los cuales, la sociedad nuevoleonesa exige legítimamente, un mayor castigo a las diversas conductas antisociales.


Lamentablemente, en el Estado de Nuevo León en los últimos años la delincuencia ha aumentado hasta llegar a índices alarmantes, por diversas causas, generando un sinnúmero de consecuencias tanto en la integridad física y psicológica de las victimas sobre todo cuando se trata agresiones a menores de edad.


La autoridad ha sido rebasada al tratar de contener o atenuar estas acciones por parte de los delincuentes, si bien una medida adecuada que se debe emprender son programas de prevención del delito, sin embargo a pesar de que haya de por medio conocimiento y concientización de las consecuencias al cometer un delito en contra de menores de edad o incapacitados, aun así se cometen esta conducta debe castigar severamente.


En este orden de ideas, a través de internet, con acceso para navegar no restringido, redes sociales sin la debida vigilancia de los padres o tutores, los menores de edad ingresan a un universo en muchos casos no apto para su corta edad, convirtiéndose en presas fáciles para ser engañados y agredidos física y/o psicológicamente por personas mayores de edad.


Nuestro Código Punitivo enumera diversas conductas delictivas que son castigadas cuando las víctimas son menores de edad, sin embargo consideramos que particularmente el delito de violación tratándose de menores como víctimas se debe incrementar la pena.


Múltiples consecuencias físicas pero sobre todo las psicológicas recaen en los menores víctimas de violación, sobre todo cuando no son atendidos oportunamente, recordemos que a través de los medios de comunicación dan cuenta de diversos casos de violación a menores de edad por parte delincuentes que se aprovechan de su mayor corpulencia y fuerza física para someterlos valiéndose de engaños o amenazas en cualquier sitio ya sea familiar o no.


La violación es acto que afecta terriblemente no sólo a la víctima, sino a las familias y todo su entorno, es por ello que hemos presentado una iniciativa de reforma para endurecer en este caso las penas de prisión.


Cuando se da a conocer a través de los medios de comunicación que un menor de edad ha sido víctima de violación, la sociedad reclama, y con justa razón, mayor eficiencia, oportunidad, calificación y aumento de las penas



« Redacción »
Itzel Castillo Almanza


Publicaciones del autor