Opinión Columna


Luces de alerta


Publicación:14-10-2020

++--

Que en el gabinete estatal, por ahora no se contemplan renuncias forzadas por aquellos que tengan piernas de jinete.

Que en el gabinete estatal, por ahora no se contemplan renuncias forzadas por aquellos que tengan piernas de jinete.

Por lo que se podría considerar como un compromiso con el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.

Bueno, al menos de los dientes para afuera, el ejecutivo estatal por ahora afirma el tiempo no corre prisa.

Y, que será todavía dentro de un buen tiempo, cuando quienes traigan proyecto se atrevan a aventar la toalla.

Bajo la consigna de "chamba mata grilla", el diputado del PAN, Jesu´s Nava ha trabajado intensamente en la Comisio´n de Desarrollo Metropolitano al dictaminar asuntos y dejarla pra´cticamente sin pendientes, para ya con ello solicitar licencia este pro´ximo jueves para poder arreglar asuntos personales y buscar alguna oportunidad en el pro´ximo proceso electoral.

La preocupación de las autoridades de Salud en NL, ante el coronavirus parece el cuento de nunca acabar, pues existe el nerviosismo y la preocupacion.

Y, es que aunque suena irónico, ahora que se registra un menor número de contagios que cuando se tuvo picos altos, aumentaron las hospitalizaciones.

Por lo que las autoridades comandadas por Manuel de la O Cavazos, que siguen registrando bajas en la primera línea, enciende las luces de alerta.

Subrayando además, lo que parece un inminente rebrote de contagios ante el incremento de la movilidad y el descuido de las recomendaciones oficiales.

Así que, mientras sean peras o manzanas, al menos esta semana pese a los buenos deseos de las autoridades por el momento no habrá nuevas reaperturas.

Luego del desordenado peregrinar de cientos de personas a El Santuario de la Virgen de Guadalupe, las autoridades estatales las pararon otra vez en seco.

Por lo que poco o mejor dicho nada les duró el gusto a los fieles que ataviados de sus uniformes de matlachines, acapararon las miradas con sus vivos colores.

Y, que al paso de las calles de la colonia Independencia hacían sonar con fuerza sus tambores para danzarle a la virgen guadalupana, como si fueran flor de un día.

Así que ante el permiso oficial que les duró lo que dura un abrir y cerrar de ojos, no les dejará otra más que guardar los penachos y su indumentaria.

Sobre todo, cuando las autoridades de Salud temen la proliferación de los contagios de la Pandemia de Covid-19, en conjunto con la Influenza.




« El Porvenir »