Opinión Columna


Llueve sobre mojado


Publicación:29-07-2020

++--

Ahora sí que las autoridades estatales y municipales urgen crear un frente común.

Ahora sí que las autoridades estatales y municipales urgen crear un frente común porque ya les llovió con el Coronavirus y encima de ello, les llovió sobre mojado con el paso de ''Hanna'' y nada más no llegan los apoyos federales.

Y, es que ante los altos gastos para el combate del Covid-19 y la espiral ascendente de contagios y fallecimientos implantando récords, el paso del huracán dejó cuantiosos daños en por lo menos 14 municipios metropolitanos de NL.

En tanto que las autoridades locales se encuentran ante un serio problema que amaga con estrangular las de por sí ya colapsadas vialidades y la operatividad de sus respectivas gestiones, donde no hay recorte que aguante.

De ahí que los munícipes ya le enviaron su cartita a Santa Clos con el propósito de que les liberen los dineros federales a la voz de ya y no le vayan a aplicar lo que ha venido sucediendo con peticiones anteriores en que llegan tarde y recortados.

Así que ojo, porque esto amaga con ponerse de pronóstico reservado, toda vez que la representación de Nuevo León, los senadores y legisladores federales podrían estar quedándose cortos en sus gestorías a menos que cada quien jale para su Santo.

Adrián de la Garza de Monterrey, César Garza en Apodaca, Clara Luz Flores en Escobedo, Héctor Castillo de Santa Catarina y Cristina Díaz de Guadalupe y otros alcaldes más ahora sí que ya no ven lo duro, sino lo tupido.

Y, ayer es que con el incremento de las lluvias registradas el día de ayer, que se hicieron acompañar con escandalosos truenos pusieron a más de dos con el Jesús en la boca, ante las zonas vulnerables ya conocidas.

Por lo que ya podrá imaginarse cómo podrían ponerse las cosas, si se toma en cuenta, que los munícipes tienen días llevando cuadrillas y apoyos a las áreas afectadas por las lluvias causadas por Hanna en muchas colonias.

Y, peor cuando una gran cantidad de personas que aún viven y sufren por los daños en sus viviendas, algunas de ellas destruidas o apunto de caer a los arroyos, demandan más que auxilio, despensas o cuidar sus bienes.

Lo cuál, ayer traía de por sí trabajando todos los equipos de colaboradores al cien, pero se tuvieron que reactivar al detonar la presencia de las lluvias en casi todo el Estado, con los problemas más comunes conocidos.

Muchos usuarios del transporte se quedaron a pie luego de que las autoridades y empresarios acordaran suspender el servicio ante la llegada de las lluvias causadas por ''Hanna''.

Desde luego, esto no le cayó en gracia a más de tres, pues a su vez, generó un número incalculable de personas varadas por todos los puntos de la entidad.

Algunos municipios desde luego, se pusieron las pilas y brindaron ''el servicio de transporte'' con patrullas y unidades oficiales para la comunidad en general ante la falta de camiones.

Sin embargo esto también dejó al descubierto el incumplimiento de una gran cantidad de empresas, que según las propias autoridades, deberían prestar transporte a su personal.

Por lo que valdrá checar el dato, sobre todo, cuando las autoridades del gobierno estatal, encabezado por Jaime Rodríguez Calderón ven que los están dejando solos.

Y, que en la lucha codo a codo contra el Coronavirus y todo lo que implica ello, las muestras de solidaridad son de los dientes para afuera, pues más claro, ni el agua.

De nueva cuenta, Manuel de la O Cavazos reportó más de 40 defunciones, una gran cantidad de contagios y el incremento de hospitalizaciones a causa del Coronavirus.

De que el problema es grave ni duda cabe, pero sobre todo, la triste situación que embarga no nada más cientos de familias que sufren en carne propia amargos episodios.

Sino que aparejado a ello, aparejado a la situación económica que se agudiza por las restricciones oficiales, se pellizca las luces rojas del semáforo.

Lo cual, innegablemente complicará no nada más toda decisión que tomen las autoridades estatales, sino de las personas en general si se cierra la planta laboral.

Ayer, sin que se decretara ahora sí por las autoridades estatales, el transporte dejó de funcionar de manera habitual ante las lluvias.

Muchas de las rutas camioneras recortaron su servicio y dejaron de circular muy temprano, por lo que de nueva cuenta le pegaron al usuario.

Aquellos que apenas veían la luz al final de su camino, tuvieron que ingeniárselas para alcanzar traslados en taxis oficiales y piratas.

Pero ya más tarde, se le complicaron las cosas a más de dos, toda vez que tuvieron que aventarse  largas caminatas bajo la lluvia.

Y, como los pronósticos de aguaceros continúan, ya podrá imaginar cuál será una de las súplicas más comunes de los usuario.




« El Porvenir »