Opinión Columna


Ley de responsabilidades administrativas


Publicación:17-05-2019
version androidversion iphone

++--

“La Corrupción no se disculpa ni se perdona, la corrupción se combate y se castiga, sino se convierte en impunidad”.

“La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo”.- Platón.

Recientemente aprobamos la Ley de Responsabilidades Administrativas que como todos sabemos inicialmente era una homologación a la ley general, y al tenor de la frase dicha por Platón nos preguntamos: ¿Este Decreto que hoy se pone a consideración de nosotros contiene una Ley que realmente es justa? Mi respuesta es: “Sí, es un proyecto que va ser una Ley justa”


Y ahora explico el porqué de mi respuesta: En una ley no hay mayor justicia que establecer una normativa en la que no exista distinción alguna cuando ésta deba ser aplicada, y es en este punto donde tenemos que hacer énfasis en diferentes aristas, una de ellas es que tenemos que reconocer que la leyes en materia de responsabilidades administrativas hasta el día de hoy en Nuevo León venían dirigidas únicamente para sancionar al Servidor Público que hubiera cometido alguna de las infracciones señaladas en la ley.


El proyecto aprobado contiene un catálogo de faltas administrativas graves y hechos de corrupción, que al ser investigados y sancionados ahora tienen una resolución que recae tanto al Servidor Público como al Particular que relacionado con éste cometen en conjunto la falta administrativa o hecho de corrupción. Este proyecto no permite que quede impune de responsabilidad administrativa la persona física o moral que ha cometido una irregularidad en el servicio público, es conocida aquella frase que conceptúa de manera común el significado de justicia: “Darle a cada quien lo que le corresponde”; y es en ese sentido en el que podemos decir que implementar sanciones para servidores como para particulares responsables de irregularidades en el desempeño del servicio público tiene el significado de buscar ser justos.


Por otra parte pasemos a temas de innovación los cuales esta ley permite y que como vanguardia Nuevo León sigue demostrando ser siempre punta de lanza a nivel normativo, y me refiero a que este decreto al ser aprobado, marcará una pauta más, pues Nuevo León será la primera entidad a nivel nacional, que cuente con una ley que contiene temas relevantes que buscan combatir realmente la corrupción. Uno de estos temas es: La inhabilitación definitiva o llamada comúnmente “Muerte Civil”, ¡No permitiremos más funcionarios corruptos y por lo tanto no permitiremos más particulares corruptos! Con esta figura se busca impedir de forma Definitiva que tanto un funcionario como el particular vuelvan a participar dentro del Servicio Público de manera activa en algún momento de su vida, pues es eliminando el origen del problema cómo se evita el daño, en este caso la corrupción.


En el mismo contexto de innovación, se implementó llevar cuentas claras y transparentes a la ciudadanía, por ello este proyecto presenta la obligación tanto para el funcionario, como para el particular que le interese brindar sus servicios a los entes públicos, de presentar la llamada declaración 3 de 3, las cuales consisten en presentar su declaración patrimonial, de intereses y fiscal, lo anterior, a fin de que aquellos que laboran dentro del servicio público como aquellos que son interesados en vincularse dando sus servicios a éstos, serán ambos sujetos a ser vigilados en su evolución patrimonial y por lo tanto su riqueza deberá ser a la par de la demostrada legitimidad, eso tiene el significado de buscar de inicio ser claros.


En el mismo orden de ideas, podemos agregar que al estudiarse, analizarse y por consecuencia llevar a cabo una Ley de Responsabilidades, tenía que trabajarse no únicamente sancionando, sino también previniendo. Al respecto en este dictamen se presenta un proyecto de ley que incluye de manera vinculatoria que los órganos de control interno de los entes públicos impartan de manera obligatoria cursos de concientización y prevención que tienen como fin acabar con la corrupción y a su vez, advertir sus consecuencias. Cursos que tendrán que ser tomados tanto por los Servidores Públicos, como por los Particulares interesados en brindar un servicio a cualquier ente público, pues hay que recordar que toda acción conlleva una reacción y que aunque como lo dice la frase: “La ignorancia de las leyes no exime de la responsabilidad de las mismas” es mejor siempre estar preparados para que esto no ocurra, además de que previo conocimiento de causa implica alevosía la cual siempre deberá sancionarse.


Hicimos varios compromisos dentro de la agenda mínima del Partido Acción Nacional, uno de ellos para este período era sin excepción alguna y siempre pensando en el beneficio de la ciudadanía en materia de impartición de justicia y atendiendo en parte al Sistema Estatal Anticorrupción el tener una nueva Ley de Responsabilidades Administrativas. Con la aprobación del presente dictamen se cumple con una ley que reforzará dicho Sistema, nos queda claro que ninguna ley es perfecta, pero si es perfectible, como me queda claro que el presente decreto ofrece un proyecto de ley que busca ser equitativo, que combate la corrupción, y que da sanciones de manera uniforme. La única víctima de la Corrupción es la Sociedad y pensando en ella es que debemos trabajar para mejorar nuestras leyes.


En resumen es que al mérito de lo que será esta Ley, tenemos que reconocer que: “La Corrupción no se disculpa ni se perdona, la corrupción se combate y se castiga, sino se convierte en impunidad”.



« Redacción »
Nancy Olguín Díaz


Publicaciones del autor