Opinión Columna


Las redes sociales unen y destruyen


Publicación:26-03-2019
version androidversion iphone

++--

Desenrrédense de las redes sociales y déjense atrapar por lo bueno de ellas.

 

Siempre he creído que las redes sociales han sido un medio de comunicación que reduce distancias y tiempos, pero también desune familias y personas que se olvidan de la vida externa para vivir en ese mundo interior que a la larga tiene consecuencias desagradables, a tal grado de sufrir trastornos psicológicos y de salud.


En la actualidad ya cualquier persona sin importar edad y sexo puede acceder a ellas con el simple hecho de tener un celular a su alcance. Lo bonito de esta situación es su forma moderna y globalizada de comunicarse con el mundo en segundos, pero lo malo es que cuando este intercambio de mensajes se realiza de manera inadecuada o dolosa causa un gran daño a la persona afectada.


Con esta herramienta cibernética de intercambio de mensajes se ha incrementado de manera alarmante y dolosa la denostación y burlas hacia las personas sin tomar en cuenta si son personajes públicos, de la farándula, políticos de cualquier nivel o personas de cualquier estracto social y condición física.
Gradualmente se fue deformando la intención con la que fueron creadas hasta llegar a estos días en los que hay un descontrol de intenciones, buenas, malas o de acoso sexual y laboral.


Políticos y personas pueden echar al traste su carrera o puesto público con un error al momento de realizar una declaración o algún mal momento en un acto protocolario con las redes sociales lo pueden convertir en el bufón de la sociedad o en el malo de la película.


O qué decir de las noticias falsas que hacen circular y que causan un caos entre los cibernautas por la rapidez con la que se propaga y reproduce. En unos minutos ya se enteró todo el mundo y pone de cabeza a la gente.


Por si fuera poco, el uso excesivo de los celulares y su contenido de redes sociales ha originado la fragmentación de familias, porque cada integrante vive por cuenta prooia en su espacio y se reduce la comunicación petsona a persona para centrarse en la virtual que muchas veces es peligrosa y dañina. Ya es muy común observar en restaurantes familias degustando algún platillo, pero observando su aparato y de vez cuando recuerdan que hay que esa reunión es para tener más integración e intercambio de vivencias y puntos de vista.


Urge una verdadera legislación de oficii con sanciones severas para las personas que realicen acoso sexual, laboral y escolar contra seres humanos que muchas veces callan y no saben cómo reaccionar ante estos penosos hechos.


El daño psicológico es irreversible y hemos tenido casos de suicidio en adolescentes y jovencitas debido a la burla que surgió de facebook o al momento en que alguna expareja subió a la red fotografías con poses sugestivas o desnudas.


Este es el lado lado y oscuro de estas herramientas de comunicación, pero también existen cosas buenas de su uso. Redujo enormemente las distancias entre personas para comunicarse y a través de pláticas de whats app te enteras de sus vidas sin importar la ciudad o país donde se encuentren. Cada día aumenta el uso de las redes sociales y disminuye el uso del teléfono convencional y análogo. La comunicación ya tomó otra forma más moderna y el intercambio de mensajes tradicionales poco a poco irá desaparecoendo hasta recordarse en unos años por los jóvenes actuales como una anécdota o algo que dejó de existir y sucumbió ante la modernidad y el progreso.


El uso de las redes sociales en sí, no es malo, se degrada todo cuando no se tiene un control de las personas que las utlizan ni mucho menos en niños y adolescentes que destinan muchas horas a entretenerse y divertirse sin pensar en las tristes consecuencias psicológicas y físicas a las que accederán con el paso de los años.


Padres de familia, por favor estén al pendiente de sus hijos y de su manera en la que usan sus celulares, no existe mejor comunicación entre ustedes que la personal y aléjenlos de ese mundo virtual. Dedíquenles tiempo de convivencia y no se quiten el compromiso y obligación de atenderlos invitándolos a que se sumerjan y sean atrapados por estas formas de comunicación.


Las redes sociales han sido uno de las más grandiosas creaciones del hombre, pero así como las drogas destruyen a las personas que son adictas y las consumen.


Desenrrédense de las redes sociales y déjense atrapar por lo bueno de ellas.



« Redacción »
Efrén Jiménez Rodríguez

Efrén Jiménez Rodríguez


Publicaciones del autor