Banner de aplicaciones

Opinión Columna


Inseguridad en Cadereyta


Publicación:24-07-2019
version androidversion iphone

++--

En franca rebeldía y reto a las autoridades responsables de la seguridad, y muy a pesar de su estrategia recién estrenada, la inseguridad sigue permeando en el municipio de Cadereyta, Nuevo León.

El dato desde luego llama poderosamente la atención, si se toma en cuenta, que las autoridades de los tres niveles de gobierno definieron como el reforzamiento de la seguridad en el municipio de las escobas.

Por lo que incluso se habló del tan conocido ‘’efecto cucaracha’’ y un blindaje especial, para que las fronteras municipales no se vieran afectadas, pero lamentablemente, la estrategia sigue sin funcionar.

Los números hablan por si solos y cada vez es más recurrente el registro de delitos considerados de alto impacto y que le siguen abonando a las estadísticas de miedo, muy a pesar de lo que digan las autoridades.

 

 

Por cierto, con eso del reporte del semáforo del delito a nivel nacional aunque Nuevo León se mantiene a cierta distancia de los punteros, esto no quiere decir que no le abone al tema.

Sino todo lo contrario, dado que mantiene en calidad de alerta la comisión de homicidios y hasta cuestiones relacionadas con la violencia intrafamiliar, por lo que urge apretar el paso.

Y, que si ni el apoyo de costosas empresas norteamericanas ‘’especializadas’’ en seguridad e innovadoras estrategias es inútil reiterar que los estrategas están fallando.

… O, lo que es peor, que lamentablemente lo que se analiza en las mesas de trabajo al interior de palacio de gobierno, simple y sencillamente no se ejecuta fuera de sus oficinas.

 

 

Ayer sin querer queriendo, casi se podría asegurar que de manera ‘’accidental’’ aunque en política no hay casualidades, se encontraron varios políticos de talla que podrían figurar como aspirantes en las próximas elecciones en la entidad.

Nos referimos nada más y nada menos que del joven senador, Samuel García, quien ya se volvió el ajonjolí de todos los moles, pues de igual forma encabeza algunas banderas, se reúne o sostiene algunos encuentros con conocidos políticos.

Pues bien, el muchacho se juntó con otro de los jóvenes de la política que de igual forma podría figurar en las boletas de la próxima elección para la gubernatura de Nuevo León, como es el caso del ex procurador de justicia, Bernardo González.

Amén de que precisamente en otra mesa del mismo restaurante de conocido hotel de la zona rosa, se dejó ver el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, quien se reunió precisamente con el coordinador de los diputados federales del PAN, Víctor Pérez Díaz.

Por lo que habrá de interpretar el mensaje no verbal que se aprecia y palpa ya en el ambiente y que podría tratarse sin lugar a dudas, del resurgimiento de quienes sin importar colores y sin cometer pifias electorales, buscan advertir sus interéses en vísperas del 2021.

Desde luego no fueron los únicos, por lo que de una cosa si estamos seguros, que la lista de suspirantes de manera extraoficial, poco a poco irá creciendo, como en abonos paso a paso des-pa-si-to.

 

El que volvió a las andadas es nada más y nada menos que el ex alcalde de Apodaca, Raymundo Flores, quien se había alejado de los reflectores.

Y, que por cuestiones de salud que lo mantenían en hule, se mantenía con algunos tratamientos para su cura, los cuales rindieron frutos.

Y, que ahora que se dio la vuelta por la entidad, Alejandro Moreno ‘’Alito’’, aspirante a la dirigencia nacional del PRI se le vio muy activo.

Tan bien anda Mundo que hasta le aguantó el paso al visitante en su recorrido por la entidad, toda vez que traía algunas dolencias físicas.

Por lo que habrá de seguirle la huella al varias veces ex alcalde de la ciudad de los quesos, por aquello del capital político que representa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



« Redacción »