Opinión Columna


Inquietud en Morena


Publicación:18-11-2020

++--

Aunque guardan una aparente calma, en el partido de Morena hay muchos que están muy inquietos y no saben que uña de las manos comerse.

Aunque guardan una aparente calma, en el partido de Morena hay muchos que están muy inquietos y no saben que uña de las manos comerse.

Tan es así, que más de dos ocupan ya camisa de fuerza ante lo que consideran una marcada lentitud y zozobra de la dirigencia nacional.

Que como los que mandan galleta no definen a la de ya, si será hombre o mujer el candidato a gobernador por Morena en NL, pues ya sabrá.

La bola de nervios hace pasar saliva a cualquiera, sobre todo si ya están en el arrancadero según ellos con marcada ventaja y no inician.

Y, ante la escasa cantidad de candidatos que se tiene en la entidad dentro de Morena, un grupo de consejeros invitó al alcalde de Pesquería.

Por lo que tan pronto como ayer mismo, enviaron un escrito al nuevo delegado por NL, el senador Julio Menchacha, con el perfil del munícipe.

Y, que entre otras cosas dice a la letra, que se trata de un hombre que ya ha sido alcalde de aquella localidad y formaba parte del PRI.

Que en febrero pasado el munícipe junto con 14 alcaldes de diversos partidos, renunciaron a sus organismos políticos.

Que el alcalde es bien visto en la entidad, que no trae padrino y que podría ser una buena alternativa si no se dan algunos acuerdos.

Es más, hasta se considera que ese ''gallo'', como segunda opción podría ir por la alcaldía regia y hacerle competencia a Santiago González.

Así que habrá que ver que dicen las negociaciones que se manejan ya desde hace tiempo en las altas esferas de Morena y que están peor que un nudo ciego.

Será el sereno, pero con eso de que éste viernes 20 de noviembre se cierran las posibles alianzas en el INE, habrá que pelar el ojo y parar oreja.

Que quienes no dejan de suspirar por un cargo en las próximas elecciones del 2021, siguen en el jaloneo a discreción, porque de ahí dependerán los resultados.

Dicen los que dicen que saben, que hay partidos, por no decir nombres, que podrían estar muy cantados y con ventaja, por lo que no se les ganará por si solos.

Que se requiere de ''compañía'' si no es que se quiere tener una desastrosa participación, ante un marco donde se busca recuperar lo perdido.

Como suele suceder siempre, todavía no se formalizan las candidaturas y ya se han desatado una serie de especulaciones que ''achicharran'' a algunos suspirantes.

No diremos nombres, pero hasta en cierta forma sorprende que suspirantes con pasado cuestionado o no muy claro, ya se andan promoviendo para el 2021.

Que tienen un largo expediente pendiente por resolver y que ya se anda circulando, como para descarrilar su maquinaria, por lo que habrá que seguirles la huella.

Por lo que no dudamos, que en las primeras de cambio, dichos ''gallos'' habrán de tronar peor que palomitas, pues es de sobra su efímera pretensión.

Pero como no nos gusta el chisme hasta ahí la dejamos, por lo que habrá que darle tiempo al tiempo, porque apenas asomen la cabeza, les sacarán los trapos.

Donde las cosas amagan con ponerse color de hormiga es al interior del comité del sistema estatal anticorrupción.

Así que éste día, habrá que ver que traen en el morral representantes de la coalición anticorrupción de la entidad.

Sobre todo, porque amagan con realizar éste día importantes revelaciones que bloquean el desempeño y operación del mismo.

Es más, hasta se afirma que harán señalamientos puntuales con nombres y apellido, lo cuál encenderá algunas situaciones.

Como si se tratara de dos mundos muy diferentes, los inspectores de Salud por lo que se ve traen consigna ante el combate de la Pandemia.

Sobre todo, porque se ponen muy exigentes con los restauranteros establecidos y con los vendedores de comida callejera, ni los ven.

Por lo que no se mide con la misma vara a uno y a otro, toda vez se viven escenarios a la vista que dejan al descubierto algunas sanciones.

Lo raro del asunto es, que los comerciantes informales que se encuentran establecidos con sus mesas y sillas en la calle lucen saturados y no pasa nada.




« El Porvenir »