Opinión Columna


Gobernadores cierran filas


Publicación:15-07-2020

++--

Los que definitivamente robarán cámara éste día son los gobernadores que siguen cerrando filas y tomando acuerdos importantes en bloque.

Los que definitivamente robarán cámara éste día son los gobernadores que siguen cerrando filas y tomando acuerdos importantes en bloque.

La reunión federalista en ésta ocasión tendrá como sede el estado de Durango, por lo que vale escuchar lo que salga de su ronco pecho.

Desde luego estarán el anfitrión, José Rosas Aispuro Torres, gobernador Constitucional del Estado de Durango.

Además de Martín Orozco Sandoval, Gobernador de Aguascalientes y Miguel Ángel Riquelme Solís, del Estado de Coahuila.

José Ignacio Peralta Sánchez, gobernador de Colima, Javier Corral Jurado, de Chihuahua y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo de Guanajuato.

También confirmaron Enrique Alfaro Ramírez de Jalisco, Silvano Aureoles Conejo de Michoacán y Jaime Rodríguez Calderón de NL.

Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas, así como Juan Manuel Carreras López de San Luis Potosí.

Pues en medio de la crisis causada por la pandemia, todo hace pensar que al Bronco le llegará su Navidad antes de tiempo.

Y, si no lo quiere creer habrá que esperar el fallo de las autoridades de la Suprema corte de Justicia de la Nación.

Sobre todo, con relación al tema de las Broncofirmas, de las que por ahora Jaime Rodríguez la sigue librando.

De modo que, al precisarse que el procedimiento que elaboraron los diputados, fue un método más que equivocado.

Lo cuál desde luego hace pensar muchas, pero muuuchas cosas para quienes ven ´´los toros desde la barrera´´.

Y, que en el peor de los casos, en el legislativo local sólo se perdió dinero, tiempo y esfuerzo, con muchos peros.

Por lo que hasta se podría precisar, que el manejo ´´erróneo´´ que se le dio en el legislativo al tema fue amañado.

Claro y si no lo quiere creer basta con preguntarle a los diputados que antes de tiempo gritaron ´´faul´´.

Es muy cierto que en eso de la Pandemia los casos reportados como contagios y fallecimiento no bajan y por consiguiente la curva, simple y sencillamente no se aplana.

Pero lo más delicado del caso es, que tampoco se achican las aglomeraciones en el transporte público en general, que realiza sus recorridos con unidades hasta la coronilla.

Es más, hay algunos casos que independientemente tengan muy poca ventilación, pues no están adoptados para llevar sus ventanas abiertas, a veces ni cerrar pueden.

Vaya, las puertas de los camiones batallan para cerrar, pues van hasta la coronilla y eso se puede apreciar en cada esquina donde suben o bajan pasajeros.

Por lo que a nadie asuste, si los casos de contagio se siguen reportando un día sí y el otro también, porque no hay camión, metro, transmetro que sea suficiente.

 A ver, a ver, cómo está eso de que la legisladora que ayer resultó positiva de Covid-19, le corría literalmente tole por las venas.

El asunto es más que delicado, ya que una vez dentro del palacio legislativo, la diputada se hizo como que la virgen le habla.

Y, aunque se le notificó apenitas se tuvo el resultado de la prueba rápida, Lidia Estrada se puso a deshojar la margarita.

Eso, independientemente de que anteriormente se había reunido con varios de sus compañeros del Congreso local.

Por lo que no descarte alguien más resulte contagiado de Coronavirus, de un caso que servirá de ejemplo de lo que no hay que hacer.

Pues encima del alto riesgo que esto representa, la diputada también estuvo en el pase de lista y no desocupó el lugar rápido.

Desde luego, esto incomodó a más de dos de sus compañeros, pues ya habían iniciado los trabajos y seguía ahí hasta que se fue.

Es más, hubo quienes se atrevieron a señalar, porque la dama ignorará aquellas reformas que se hicieron para estos casos.

 No nos gusta el chisme, peeero hay ´´gallos´´ que a la distancia le siguen tanteando el agua a los camotes.

Le toman el pulso a las cuestiones políticas en medio de la pandemia, porque se adaptarán a la nueva realidad.

Pero como aún hay tiempo, hay quienes no comen ansias, sino todo lo contrario, esperando mejore el panorama.




« El Porvenir »