Opinión Editorial


Generación "Covid-19"


Publicación:30-06-2020

++--

Las graduaciones llegaron cuando el riesgo de contagio y de muerte por Covid-19 alcanzó su pico más alto

Las graduaciones llegaron cuando el riesgo de contagio y de muerte por Covid-19 alcanzó su pico más alto y para quienes estamos al frente de centros educativos no hay otra opción que seguir en línea virtual para despedir a la generación saliente y agradecer a mamás y papás la confianza, con mensajes como el que a continuación les brindamos y aquí compartimos:

    

     "Queridas alumnas y queridos alumnos de la Generación 2014-2020 de los Centros de Desarrollo Infantil del Frente Popular ´Tierra y Libertad´, reciban nuestras más sinceras y afectuosas felicitaciones, pequeños graduandos, por concluir con mucho éxito su educación inicial y preescolar, primer y más importante peldaño de su formación educativa.

    

     La educación es un derecho de vital importancia en una sociedad democrática, por ser la educación el eje del desarrollo humano, de la formación de capital intelectual, de la competitividad productiva y de los principios de equidad, igualdad e inclusión, factores que permiten elevar el nivel de vida y el bienestar general, todo lo cual es necesario para lograr la verdadera transformación de nuestro México.

    

     Si bien la educación es determinante para el desarrollo, la educación inicial es de suma importancia, ya que de acuerdo con destacados economistas y neuro-científicos, los primeros años de vida son decisivos en el futuro del individuo y de su comunidad. La primera infancia es la etapa más crítica en la vida del ser humano. En este periodo se conforman las estructuras neuronales, así como las bases de la personalidad, del intelecto, de los aprendizajes, de la salud y del comportamiento. Bien dicen que ´la educación temprana es la puerta del futuro´ y esa puerta apenas se abrió el 5 de mayo del 2019 en nuestro país, al publicarse la reforma al Artículo Tercero de la Constitución Mexicana, que establece la educación inicial como un derecho de todas las niñas y de todos los niños de México y como una obligación del Estado el impartirla y garantizarla a partir de los cero a los tres años de edad.

    

     El hecho de establecer la educación inicial como parte del sistema de educación básica, con carácter de obligatoria, universal, inclusiva, pública, gratuita y laica, es una conquista histórica impulsada desde los Centros de Desarrollo Infantil y esperamos que el Modelo Educativo de los CENDI Nuevo León, el cual hemos venido consolidando desde hace 30 años como un modelo de referencia de clase mundial y de calidad internacional, se replique a lo largo y ancho de todo el país y beneficie a toda la niñez mexicana.

    

     Las ceremonias de Graduación serán diferentes en todo el mundo como consecuencia del SARS Covid-19, pandemia ocasionada por un virus cuya cura se desconoce, siendo altamente contagioso. Por ello, su generación ya está marcada por la historia. Pero, su destino aún no está escrito y depende de toda la humanidad obrar con responsabilidad y atender las medidas sanitarias de las autoridades, cuidando nuestra salud y la de los demás hasta que se encuentre la vacuna que termine con la incertidumbre y temor que sentimos.

    

     Nos congratulamos hoy por despedir a una nueva generación de niñas y niños que durante seis años se formaron en nuestros centros y desarrollaron grandes dotes y talentos; que desde bebés cultivaron, día a día, grandes habilidades, destrezas y actitudes. Aprendieron jugando con libertad a socializar con sus iguales; desarrollaron la empatía, la disciplina y el respeto; fortalecieron su autoestima, su autonomía, sus emociones y sentimientos paso a paso, a través de cada logro. Maduraron con los estímulos y la guía amorosa de un equipo competente de maestras y maestros; contaron con un espacio físico adecuado que respondía a todas sus necesidades. Su entorno educativo les ayudó a descubrir su mundo preguntando, investigando, indagando e inventando con una maravillosa creatividad, imaginación e inocencia.

    

     Poco a poco fueron construyeron el conocimiento. Fue creciendo esa creatura para convertirse en una niña y en un niño grande, único, inteligente, creativo, responsable, amoroso, respetuoso y con capacidades para aprender, para seguir desarrollándose y ser exitoso en la vida. El reloj marcó el tiempo de marchar hacia otros horizontes. Llegó el momento de partir del CENDI hacia el camino de la alfabetización y de las nuevas enseñanzas y aprendizajes. El camino será largo, pero finalmente los hará superarse y prepararse para un mejor mañana. Recuerden muy bien todas y todos que se llevan un valioso tesoro en esta despedida: el haber sido niñas y niños CENDI.

    

     Les deseamos mucha suerte en su vida. Vayan de la mano de su mamá y de su papá, sus aliados incondicionales, que siempre los amarán y protegerán. Que la felicidad los alcance doquiera que vayan y la sabiduría y la bondad sean sus guías. Las y los recordaremos siempre con mucho cariño".



« El Porvenir »