Opinión Editorial


Es por la Salud de tod@s


Publicación:02-08-2020

++--

Morena ya no tiene pretextos para no adquirir los medicamentos y todo lo necesario para alcanzar los hospitales de primer mundo que ofreció en campaña

Ni PRIMOR ni PRIAN, somos PRIMÉXICO: primero tú y tu familia ante la contingencia de salud que estamos sufriendo y por la que decidimos apoyar la reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, la cual no solo ofrece más opciones al gobierno federal para abastecer los medicamentos que los mexicanos requerimos, sino también a las entidades federativas a través de acuerdos y mecanismos previamente celebrados con organizaciones internacionales, las cuales convocarán a licitaciones que no excluirán a nadie.

El gobierno de Morena ya no tiene pretextos para no adquirir los medicamentos y todo lo necesario para alcanzar los hospitales de primer mundo que ofreció en campaña. A las y los priistas de México les damos cuenta y explicación del voto a favor de dicha reforma, convencidos de que nuestro deber es contribuir a que le vaya bien a México y a la salud pública tan diezmada por una pandemia que nos atacó como a pocos países en el mundo, debido a un gobierno que la subestimó y que hasta el momento no ha sabido enfrentar ni solucionar.

Nuestro partido defiende convicciones, no intereses, y nuestra convicción es que a México le vaya bien y logre superar esta pandemia con el menor número posible de víctimas y enfermos.

El gobierno de Morena sostiene que requiere de esa reforma para responder a la pandemia, por lo que el PRI, comprometido con México, la ha apoyado para que salga adelante y se concrete.

Lo más sencillo e irresponsable hubiera sido oponerse y no aprobarla, pero ello hubiera ido en contra de la misma naturaleza de nuestro partido, que es procurar la justicia social y el bienestar de las familias mexicanas.

El PRI, desde la oposición, ha demostrado estar a la altura de México. No nos mueve la ambición ni el poder, sino el servicio público y la acción en beneficio de quienes hoy han perdido su empleo y enfrentan problemas para llevar alimento a la mesa, buscando que las medicinas y vacunas que requieren les sean proveídas oportunamente.

Estamos hablando de 70 millones de mexicanos que no la están pasando bien frente a un gobierno que sólo atiende a 5 de cada 100 mexicanos con programas asistencialistas y ayuda insuficiente.

Ante ello, el PRI da otro paso adelante y brinda un voto de confianza para que dicha reforma se materialice en medicamentos suficientes para atender a los enfermos en todos los hospitales públicos. A ello respondió el voto que priistas como Dulce María Sauri y Rubén Moreira Valdez hicieron en la Comisión Permanente para convocar a un tercer periodo extraordinario en la Cámara de Diputados y ampliar los temas a tratar en el periodo extraordinario del Senado.

Como no lo ha hecho Morena desde el gobierno ni desde la oposición, el PRI sí responde a las y los mexicanos, propiciando la concurrencia de los partidos políticos de cualquier ideología, para conformar la voluntad nacional con el concurso de todos los ciudadanos, en pleno ejercicio de sus derechos y claro conocimiento de sus obligaciones.

El PRI no rehúye a su responsabilidad, demostrando con hechos que México debe seguir progresando dentro de los cauces de una democracia fuerte, vigorosa y más necesaria que nunca.

El PRI no hace acuerdos en lo oscurito, sino a la luz de todas y todos los mexicanos en favor de su salud. En los siguientes meses fiscalizaremos que el gobierno de Morena cumpla con su deber y atienda a todos los enfermos con equipo y medicinas suficientes. De lo contrario, seguiremos siendo los primeros en denunciarlo y exigirlo.



« El Universal »