Opinión Columna


En Voz Baja


Publicación:23-04-2019
version androidversion iphone

++--

Tan pronto se ventiló a la luz pública el caso de los policías de Fuerza Civil vinculados al caso de la extorsión

Tan pronto se ventiló a la luz pública el caso de los policías de Fuerza Civil vinculados al caso de la extorsión y muerte de un comerciante y los comentarios no se hicieron esperar.

Aprovechando hasta en cierta forma la privacidad que brindan las redes sociales, no faltaron las voces de quienes se dijeron victimas de los uniformados en diversas ocasiones.

De muy variadas formas de expresión, hubo quienes en su mayoría realizara feos señalamientos contra los guardianes del orden empezando por lo sucedido en el centro de Monterrey.

Por lo que ya podrá imaginar más o menos el orden que tuvieron las cosas para quienes deben brindar el servicio de vigilancia y seguridad al menos en el estado de Nuevo León.

Aunque también hay que admitir, que hubo quienes manifestaron sus buenos comentarios para los servidores públicos y que a decir verdad fueron los menos, pero vaya, hubo de todo.

 

 

 

Independientemente de las broncas que podrían tener los policías participantes en el tema de la persona fallecida tras caer del piso 14 de un edificio local es, que las versiones de la autoridad chocan.

Por un lado se niega que sean elementos de Fuerza Civil quienes estén vinculaos y detenidos por su presunta participación en los hechos y por otro lado, que la autoridad misma señale tooodo lo contrario.

Lo cual a decir verdad, le resta todo mérito a la autoridad que en su afán de hacer bien las cosas y salvar la honra de la institución que en sus mejores años punteo a nivel nacional, tenga prietitos en el arroz.

 

 

 

Aunque los hechos violentos siguen disparando a niveles preocupantes la percepción de la inseguridad, se multiplica la duda sobre el uso y paradero del dron estatal.

Tan es así que al menos la dirigencia estatal del PAN, encabezada por Mauro Guerra y los diputados Juan Carlos Ruiz y Claudia Tapia de Morena, pidieron cuentas claras ante la Cotai.

Por lo que los legisladores aprovecharon que las autoridades de transparencia retornaran de sus merecidas vacaciones, para manifestar su deseo de que el dato se transparente.

Por lo que habrá que ver en que para el asunto, sobre todo, cuando se afirma que la información tiene más candados que la Canción de la Puerta Negra.

 

 

 

Pero mientras los legisladores piden cuentas del polémico Dron del Estado, la ex diputada Liliana Flores ya le puso el cascabel al gato con eso del gasto legislativo.

Y, que basada en lo que dice la ley, demanda se de cumplimiento a la transparencia de lo que se conoce como bono legislativo, por lo que vale seguirle la huella.

 

 

 

Por cierto a los que de plano no se les entiende es a los alcaldes “faltistas’’ que siguen sin asistir a las reuniones de seguridad convocadas por el Estado.

Sobre todo, cuando en el tema les aquejan problemas graves en ese sentido y que se siguen manifestando a lo largo de la entidad día a día.

Por lo que el dato no deja de llamar poderosamente la atención, cuando se trata de una labor conjunta de los tres niveles de gobierno.

Y, que si las autoridades revelaron el ausentismo sin proporcionar nombres, respetando la secrecía, valdría la pena saber de quién se trata.

Total, que al final de cuentas los alcaldes se hacen como que la Virgen les habla y ni representante mandan a las famosas juntas ni por accidente.

 

 

 

El que recibió muchas flores como dice la raza es el coordinador de los diputados de Morena en el Congreso local, Ramiro González.

Lo anterior porque el legislador en respuesta a petición de los vecinos de la colonia Misión de Fundadores primer sector, realizó las gestorías necesarias.

Por lo que se congregó con un grupo de colonos del lugar para dar por inauguradas la operación de cuatro plumas de acceso a la colonia.

Y, que de acuerdo a lo establecido, se busca mantener un control de los vecinos del sector y evitar los robos a viviendas y autopartes.

El legislador compartió el aplauso del respetable con el empresario Alejandro Morales, quien financió la instalación de las mismas.

 



« Redacción »