Opinión Columna


En Voz Baja


Publicación:22-04-2019
version androidversion iphone

++--

Como si las instituciones no estuvieran tan devaluadas

Como si las instituciones no estuvieran tan devaluadas, el caso donde un grupo de elementos de Fuerza Civil se ve involucrado con el fallecimiento de una persona, le pega a la confianza ciudadana.

Y ese ha sido el “coco’’ de las autoridades policiacas que buscan posesionar de buena manera a sus elementos, tema que sin lugar a dudas pega a dicha corporación y a los policías en general.

Por lo que en un acto de reflexión, urge seguir alimentando todo aquello que sirva para “blindar’’ la buena imagen de una institución cuyo slo gan de batalla ante la comunidad es: “Proteger y Servir’’. …

Pero una cosa que es importante destacar es que los elementos policiacos siguen siendo objeto de atentados sin importar jerarquías.

Por lo que se sigue agregando rayitas al tigre en ese sentido, y las consecuencias abarcan los tres niveles de gobierno. Si se hacen cuentas, las estadísticas no solamente registran ciudadanos vinculados con la delincuencia, sino contra los oficiales.

 Lo cual se vuelve un tanto reiterativo para que las corporaciones se mantengan muy alertas en todos sus sentidos. …

 

 Y ya que andamos con cosas tristes, suena hasta ridículo que en Nuevo León se cuente solamente con 17 inspectores para vigilar la industria local.

 El tema que es más que delicado y cuando no hay forma de regular los altos niveles de contaminación, se carece de personal especializado.

 Y, lo que es peor, cuando el tema afecta a todos por igual, vinculando el tema a importantes enfermedades y cuestiones ambientales de miedo.

 Por lo que no se entiende, cuál es el interés real de la autoridad federal que dispone de dos inspectores para todo Nuevo León y el Estado con 15.

Traducido ante un amplio abanico de empresas contaminantes, se puede entender el descontrol por el que se disparan los altos niveles de hoy por hoy.

A decir de especialistas, con ese tipo de ayudas ni con la verificación vehicular, mucho menos con la Lámpara de Aladino se podrá abatir la causa contaminante. Así que urge llamar a cuentas a las autoridades federales por su falta de interés y a las estatales que andan más o menos por las mismas, sin apretar el paso.

 Especialmente cuando se advierte que recursos hay para cubrir las plazas suficientes, a menos que se hable de posibles complicidades, de lo contrario, pues cómo. …

Dicen los que dicen que saben, que eso de los reportes al 911 se atienden de acuerdo a la capacidad de las autoridades, que en ocasiones anda dando palos de ciego.

 Sobre todo, cuando muchas de las denuncias anónimas, aprovechando su situación, son completamente falsas, causando movimientos en vano, con pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo. Hay quienes aseguran que en parte a eso se debe en mucho, la demora de la autoridad para atender denuncias reales cuando se lleva un orden de atención. Lo grave del asunto es, cuando se trata de situaciones reales que tardan en encontrar res puesta por parte de la autoridad que sigue a la alza en torno a denuncias a ese número. …

Quién sabe cómo se pongan las cosas, pero por lo pronto ya se corrieron las convocatorias para una protesta muy particular. Se trata nada más y nada menos, que de la denuncia de trabajadores de la salud, que esta tarde amagan con salir a las calles.

 Y, que de acuerdo a su convocatoria que ya hicieron correr en redes sociales, habrá de patentarse contra autoridades de Salud estatal.

 

Por lo que valdrá la pena averiguar de lo que se trate, especialmente cuando la misma trae dedicatoria de nombre y apellido.

Pero como no nos gusta el chisme hasta ahí le cortamos, por lo que vale la pena parar oreja y pelar el ojo para ver de qué se trata.



« Redacción »