Banner de aplicaciones

Opinión Columna


El riesgo de ser mujer en el Edoméx


Publicación:29-03-2019
version androidversion iphone

++--

Mientras a nivel nacional del 100% de personas desaparecidas 25% son mujeres, en el Edoméx este porcentaje es de 46%.

 

Daniela Sánchez Curiel desapareció el 11 de marzo del 2015 en Tlalnepantla. Laura, su madre, fue a denunciar a la hoy Fiscalía General de Justicia del Edoméx, tardó 14 horas en lograrlo. Los policías de investigación le dijeron que "ella solita iba a aparecer" que "se había ido con otro". La investigación ha sido remitida a cinco agencias diferentes y seis fiscales.


La historia se repite por miles, sin embargo las autoridades no tienen datos certeros de las cifras. De acuerdo a un diagnóstico elaborado por IDHEAS, "Litigio Estratégico en Derechos Humanos", del 2006 al 2017 la Fiscalía estatal reportó 1,343 mujeres en calidad de desaparecidas, no localizadas, extraviadas y/o ausentes, mientras que el RNPED reporta para ese mismo periodo 1,790 casos. La diferencia es de 447 casos entre ambos registros.

Además, mientras a nivel nacional del 100% de personas desaparecidas 25% son mujeres, en el Edoméx este porcentaje es de 46%.


Ante esto, colectivos de familiares y organizaciones, entre ellas IDHEAS, solicitamos al Gobierno Federal una segunda Alerta de Violencia de Género en el Edoméx, en los municipios con mayor incidencia de mujeres desaparecidas. Ante la petición se conformó un grupo de expertas que realizó un informe y presentó recomendaciones. Los datos son contundentes. El número de mujeres no localizadas en el periodo 2012-2018 es de 2,363 de las cuales el 64% son menores de 20 años. Sólo del 2015 al 2016 la desaparición de mujeres en el Edoméx se elevó en 91%, y en el 2018 el incremento fue de 34.1%.


Hasta antes de la entrada en vigor de la Ley General de Desaparición de Personas, estas conductas no eran delito en el Edoméx, por lo que las desapariciones ocurridas antes de noviembre del 2017 no fueron investigadas como tal. A ello se suma que las familias que buscan son en su mayoría también mujeres que se enfrentan a autoridades que suelen culpabilizar a la víctima o a su familia por la desaparición: "no educó", "se fue con alguien más" son estigmatizaciones realizadas por la Fiscalía. Ante la inacción de las autoridades, ellas emprenden acciones de búsqueda. Muchas han sido amenazadas, por lo que son víctimas de desplazamiento interno. Por otra parte, el manejo de la información es preocupante ya que las autoridades comparten los datos de las desapariciones por grupos de WhatsApp, alarmante al ser información sensible que se podría filtrar.


El Edoméx cuenta con algunos avances en materia de atención a casos de desaparición, sin embargo, de acuerdo con el grupo de expertas no existe una política pública integral para prevenir y atender el fenómeno, y lo más grave, continúan los casos de niñas y mujeres desaparecidas. Por ello, es importante que se emita la Alerta de Violencia de Género, con este mecanismo autoridades estatales y federales junto con colectivos y organizaciones de la sociedad civil podremos impulsar las acciones necesarias para atender y prevenir esta problemática con un enfoque diferenciado y perspectiva de género.


Después de 4 años de la desaparición de Daniela, encontramos una investigación deficiente y revictimizante, los pocos avances han sido aportados por Laura, su madre quien continúa buscando todos los días.


Twitter: @ana_velamor



« Redacción »
Ana Laura Velázquez


Publicaciones del autor