Opinión Columna


Dicen que más vale prevenir


Publicación:26-07-2020

++--

Muy a pesar de la amenaza de las autoridades de cerrar negocios, de implementar el toque de queda, de aplicar sanciones y demás, siguen las concentraciones

Dicen que más vale prevenir que lamentar, y al menos en ese sentido se podría decir, que las autoridades de los tres niveles de gobierno en la localidad se vieron muy coordinados.
Se lanzó la alerta con oportunidad, se implementaron filtros especiales en zonas de alto riesgo y consideradas de peligro, pero además se realizaron recorridos especiales.
Todo encaminado a evitar que los regios tuvieran riesgo alguno ante las lluvias causadas con anticipo de la llegada del huracán Hanna, que ya hace estragos en otras ciudades importantes.
Sin embargo, en zonas diversas hubo encharcamientos e inundaciones de las que habrá que esperar informes oficiales y sobre todo, mantenerse en alerta por lo que ya se ve venir.
Y, que en el caso de Nuevo León se pronostican lluvias en las próximas horas, motivo por el cuál hay viviendas donde se instalaron diques improvisados de un metro de alto o más.
Todo como una forma de proteger sus viviendas ante las fuertes corrientes de agua que por mala experiencia, ya les ha hecho ver su suerte cada vez que llueve ¡Así que aguas!

Aunque parece que estamos como el cuento de nunca acabar, ayer de nueva cuenta se duplicaron las cifras mortales y contagios a causa del Covid-19 en el Estado de Nuevo León.
Con lo cuál, nos seguimos acercando al tope que marca el semáforo rojo y mediante el cual se podría decretar el cierre de negocios a la voz de ya, hasta nuevo aviso.
Lo cuál, sin lugar a dudas traerá una serie de trastornos sociales y laborales, de quienes de una u otra forma han podido salvar la aduana por medio del mundo productivo.

 

No nos gusta el chisme, pero muy a pesar de la amenaza de las autoridades de cerrar negocios, de implementar el toque de queda, de aplicar sanciones y demás, siguen las concentraciones sociales.

De nada o poco parecen servir las constantes recomendaciones y mucho menos preocupar a quienes aprovechan cualquier instante para no privarse de toda clase de encuentros, fiestas o convivencias.
Tan es así, que las quintas y los ranchos, nada más por citar un ejemplo en la zona de Santiago, parecen recobrar ''vida'' con la renta de sus instalaciones ante el cierre de Salones en municipios metropolitanos.
De modo que, para algunos eso del Distanciamiento Social no aplica, toda vez que se sienten exentos de todo riesgo de infección a causa del Coronavirus y menos de formar parte de las cifras mortales.
Por lo que no le extrañe, si el gobierno del Estado, encabezado por Jaime Rodríguez Calderón toma medias más estrictas como una forma de meter control a la Pandemia, porque los hospitales ya no aguantan mucho.

 

Con eso de que hubo algunos municipios donde las lluvias se registró a cantaros y otros no tanto, las obras pluviales la verdad se pusieron a prueba.

Pero independientemente de ello, a decir verdad en el municipio gobernado por Javier Caballero, se podría decir que hubo escurrimientos importantes.
Tan es así, que se esperan considerables captaciones en las presas locales que ya mostraban niveles raquíticos en tiempos de Canícula.
Y, si a eso se agrega el gasto diario por el consumo humano y de higiene ante el Coronavirus, pues ya sabrá. Así que ''no tires el agua''.


Con eso de que llueven propuestas ante el cuidado de los osos en la sierra de Chipinque, no faltan las propuestas.
Especialmente de aquellos que se han dado a la tarea de realizar encuestas y sugerencias de todos tipos y calibres.
Por lo que ya se escuchan voces de quienes piden llevarse los osos a otros países para evitar ponerlos en riesgo.
Otros más, demandan no acercarse a los animales y evitar su contacto ante el temor de ser atacados por los osos.
Y, bien, aquellos que entre el mar de ideas, sugieren el restringir más el cruce de paseantes a esa zona boscosa.




« El Porvenir »