Opinión Columna


Desacato


Publicación:17-06-2020

++--

En el ir y venir del tan cacaraqueado tema de las Broncofirmas, los legisladores locales parecen cargar con el paquete del descrédito al final de cuentas.

En el ir y venir del tan cacaraqueado tema de las Broncofirmas, los legisladores locales parecen cargar con el paquete del descrédito al final de cuentas.

Ante la clausura aplicada por Salud de NL por los contagios en Congreso, a horas de la sesión donde dictarían sanción del tema, no falta quien acuse desacato.

Y, es precisamente en ese mismo sentido en que las autoridades federales podrían sacar ''tarjeta roja'' al legislativo, que obvio tiene muchas argucias.

Sobre todo, por el cierre del recinto que es un mandato de otro órgano, responsable de la Salud en NL y que privilegia en primer instancia la vida.

Pero, los diputados tienen una responsabilidad que si bien es cierto han venido aplazando por un par de años, también saben que juegan al filo de la navaja.

Por lo que no falta quien demande o les sugiera en todos los idiomas, el uso de la tecnología para conectarse en línea ante la Pandemia que ya les pegó.

Y, que ahora los legisladores tienen como pretexto para sacarle la vuelta al tema, con cambio de voluntades que ellos mismos cuestionan y que tiene un límite.

En medio de la Pandemia y aunque el crimen no descansa, las autoridades policiacas de la mesa por la seguridad en Nuevo León tienen sus buenos números.

De ahí que mantengan una serie de capturas con objetivos claros, que al menos les permiten mantener cifras que es permiten mantener ciertas estrategias.

Sobre todo, al bajar según dicen, las estadísticas relacionadas con el número de robos en todos sus sentidos, por lo que vale meterle lupa al asunto.

No es que seamos desconfiados o que se crea que se habla de cifras maquilladas, pero con eso de la percepción en torno al crimen, la impresión es otra.

Vaya susto que llevaron los familiares, amigos y maestros del dirigente de la Sección 50, profesor José Luis López Rosas, pues tuvo que ser intervenido de emergencia en la clínica de esa organización, por un supuesto edema cerebral.

Sin embargo se sabe, por fuentes cercanas al paciente, que la operación fue todo un éxito y que el maestro desde ayer mismo está consciente y al tanto de su situación. Por lo tanto, López Rosas se mantendrá alejado de sus actividades unas semanas, mientras se recupera al cien por ciento.

En responsabilidad temporal, la organización queda a cargo del Delegado nacional, Profesor Aquiles Cortés López.

Con eso del sospechosismo, ya hay trabajadores que empiezan a pelar el ojo y hacer toda clase de preguntas ante el servicio móvil del Isssteleón.

Sobre todo, porque en la solicitud de dicha aplicación hay una serie de requisitos que prende la mecha de aquellos que ya le dieron muchas vueltas al asunto.

Especialmente, porque como una forma de accesar a dicho servicio se pide entre otros datos personales, una copia de la credencial de elector. Ah, raza.

De una u otra manera, las autoridades de los tres órdenes de gobierno han tenido un incremento importante de reportes por vecinos ruidosos, fiestas y hasta loterías domiciliarias.

Y, por si quedara alguna duda del desorden que ya traen toda clase de personas, ahí tiene un alterón de miedo en todos los municipios, para silenciar en horas de la madrugada a los ruidosos.

Y, lo que es peor, se han registrado hasta detenciones masivas y pleitos entre un alto número de personas ante las convivencias realizadas, que son ya conocidas, vaya del dominio público

Por lo que autoridades de Salud en Nuevo León que se han vuelto la conciencia de quienes habitan la entidad, urge al respetable a no bajar la guardia por tratarse de un virus altamente peligroso y mortal.

 





« El Porvenir »