Opinión Columna


Curva no se aplana


Publicación:01-07-2020

++--

Como todavía falta muuucho para que la curva de los contagios a causa de la Pandemia se aplane, esto hace indicar que su registro de casos en Nuevo León seguirá

Como todavía falta muuucho para que la curva de los contagios a causa de la Pandemia se aplane, esto hace indicar que su registro de casos en Nuevo León seguirá de manera alcista.

Por lo que para muchos quizá no sea sorpresa el alto número de personas contagiadas a la fecha, lo mismo que los fallecimientos con los que termina el mes más crítico hasta ahora.

Y, que muy a pesar de la lucha diaria que enfrentan los especialistas de la medicina por salvar vidas, la pandemia sigue cambiando la historia de muchas personas y sus familiares.

Pero lo que no dejará de impactar a propios y a extraños es, el gasto titánico de recursos y la capacidad hospitalaria de quienes requieren ayuda, para librarla como dice Manuel de la O.

Y, que en el mejor de los casos ante el disparo de los contagios, la movilidad y las aglomeraciones será, salvarse de quienes están contagiados y no hacen conciencia.

De quienes siguen sin usar el cubrebocas de manera apropiada y que por su incredulidad de la pandemia, no acatan las más mínimas recomendaciones destacadas por la Secretaría de Salud.

Por lo que ahora habrá que ver, si con el decreto y el apoyo de la fuerza pública se hace entrar en razón a quienes andan como Juan por su casa y hacen como que la Virgen les habla.

Pues, quieran o no, de una u otra manera los contagios del coronavirus siguen rondando al municipio ´´fundador´´ en este tema.

Se trata nada más y nada menos que del Ayuntamiento de San Pedro, donde el desorden amaga con romper su basta mejoría.

Primero por la celebración de una boda masiva que robó cámara en redes sociales y luego hizo roncha, por un sinnúmero de contagios.

Desde luego, el alcalde Miguel Treviño, condenó la falta conciencia y responsabilidad de quienes se congregaron en esa fiesta.

Pero lamentablemente, el Covid-19 parece

 someter a una prueba más a quienes residen en la ´´Súper Ciudad´´, con un ´´Súper Contagio´´.

Pues con eso de que hay quienes buscaban elevar sus votos colgándose del tema del Coronavirus, promocionándose de paso, recibieron tremendo coscorrón por parte del INE.

De modo que, de manera contundente exigió a un grupo de políticos realizar borrón y cuenta nueva a la voz de ya, bajo la amenaza de aplicar sanciones, así de fácil.

Por lo que ya se imaginará cómo se puso aquello, toda vez que el chisme corrió como reguero de pólvora en redes sociales, sacándole los trapitos a por lo menos dos diputados locales.

Se trata nada más y nada menos que de los panistas Félix Rocha e Itzel Castillo, quienes precisamente en días pasados se andaban aplicando confeti de más.

De modo que, no faltara quien se peinara como dice la raza, por lo que tan pronto como se les puso en la mira, recibieron su jaloncito de orejas para que se alinearan.

Desde luego, bajo una recomendación de no mezclar cuestiones político partidistas con el tema de la tan temida pandemia, ya que no aportan nada bueno.

 Donde las cosas andan mal y por lo visto no terminarán bien, es al interior del partido Movimiento Ciudadano.

Y, aunque ya se veía tronar el cuete, todo hace pensar que así fue, desde un ingreso forzado a las filas de ese organismo.

Sobre todo, cuando ese organismo político encabezado por Agustín Basave, ya trae más picos que un serrucho.

Para empezar por el tema de las posiciones que se agandallaron a chaleco el joven senador Samuel García.

Y, posteriormente por las aspiraciones del joven coordinador de la bancada emecista en el Congreso, Luis Donaldo Colosio.

Pues, bien, al más mínimo pretexto, la diputada Karina Barrón brava como se le conoce sacó las uñas pa´ defenderse.

Toda vez que le cortaban sus pretensiones por la alcaldía de Monterrey, cuando había quien le echaba porras.

Y, que ahora que Colosio asumió el control del tema de la equidad de género, le tumbó de paso la bandera a la dama.

Por lo que apenitas pudo, la diputada y otras legisladoras se le fue al cuello a su coordinador, olvidando las formas.

Tan es así, que los emecistas no tuvieron más empacho en demandar la expulsión de la diputada incómoda.

De lo que sigue no le contamos porque no nos gusta el chisme, pero vale señalar que lo que empieza mal...




« El Porvenir »