Opinión Editorial


Covid-19 y elecciones


Publicación:12-06-2020

++--

El Covid no presenta peligro alguno para las aspiraciones de quienes quieren otro chayo. Están convencidos de que su vocación es la de siempre: achichiguarse

He aquí la pregunta de los 64,000 ¿En qué irá a afectar la pandemia del coronavirus o Covid-19 a las elecciones que se llevarán a cabo dentro de un año exactamente? Dicha pregunta se puede desdoblar en otras: ¿Qué repercusiones tendrán las medidas de seguridad ante la pandemia en las aspiraciones de los acelerados? ¿Y las precampañas que casi siempre se llevan a cabo desde meses antes? ¿Y ahorita cómo se mueven los aspirantes a la gubernatura, al menos los que han asomado la cabeza como Samuel García, Carla Luz Flores y Pedro Alejo, que quiere todo puesto político? ¿Y los demás? ¿Y los otros?

 Hasta el momento, lo que se sabe, es que algunos alcaldes de algunos municipios y algunos diputados y diputadas han aprovechado y/o le han sacado jugo político a las medidas que ha dispuesto el gobierno para evitar contagios y evitar contagiarse, repartiendo combos de higiene, gel, cubrebocas, tapetes, con un folleto promocional, desde luego. La más intensa, no extensa, es Clara Luz Flores, alcaldesa independiente desde que renunciara a su casa amada el PRI en busca de la candidatura a la gubernatura por Morena o por el PAN que se ha aprovechado de los afectados para promocionarse pagando altas cantidades a los medios televisivos.

 El diputado Nava, que aspira a la alcaldía de Santa Catarina por el PAN, acordado con el actual alcalde Héctor Castillo y el mandamás de esa región Víctor Pérez, como nunca en su gestión se le ha visto recorriendo el campo santacatarinense otorgando despensas, productos de salud y folletos. Si eso hubiera hecho desde el principio de su gestión en vez de apoyar a las pedreras a pesar de ser altamente contaminantes.

 La diputada Julia Espinosa de los Monteros, de repente salió muy interesada en proteger a las personas por la pandemia y comenzó a esparcir como gotas de rocío ayudas preventivas. Se dice que quiere repetir en el cargo, aunque no repita en la comisión de Transporte, lo que sería de menos ya que no sabe nada del tema. Y si no, se contenta con la alcaldía de Villa Juárez, donde repartió las ayudas, aunque ella sea de Apodaca.

 Y así con estos ejemplos se podría señalar la actuación de los deseosos de cargo. El oportunismo no tiene cabida, en realidad nosotros sí ayudamos a la gente, parecen decir. Pero Escobedo es junto con Villa Juárez y Guadalupe los municipios con más alta incidencia de la delincuencia, en particular la del crimen organizado, no pasa día sin que haya uno o dos ejecutados. ¿Entonces el plan de seguridad que impulsó Clara Luz en Escobedo y que hasta lo bendijo Olga Sánchez Cordero, la de Gobernación? Y ante la depredación de la Huasteca ¿qué acciones para detenerla y quitarla de los usurpadores de la naturaleza ha acometido el diputado Nava? Y Julia Espinosa no ha podido controlar cuando menos un aspecto de la problemática del transporte urbano? Pero ya se quieren montar en otro cuaco. Y así como ellos ha de haber oros. De hecho los hay. Esta semana ya irán apareciendo.

 O sea: el Covid no presenta peligro alguno para las aspiraciones de quienes quieren otro chayo. Están convencidos de que su vocación es la de siempre: achichiguarse. Que sea ésta la respuesta a la pregunta de los 64,000.

 (Corolario. Se supone que hoy dejará el cargo de secretario de gobierno Manuel González Flores. Ya estuvo. Hasta el Congreso tuvo que reunirse de manera extraordinaria para aprobar, con el pretexto de las broncofirmas, su destitución. Nada extraño el pretexto, porque la verdadera razón es otra: se convirtió en un  problema para el gobernador Jaime Rodríguez, que se convenció de su ineficacia y sus uñas más que largas Es una decisión de Estado. Esto supone otros cambios en el gabinete. Sin duda alguna con vistas al año electoral ya a la vuelta de la esquina. Los ajustes son necesarios. Así que si Samuel García se pavonea como el instigador de la medida, es falso.

 Ahora el problema es ¿Quién queda en su lugar?)



« El Porvenir »