Banner de aplicaciones

Opinión Columna


Comisión de movilidad


Publicación:24-01-2020
version androidversion iphone

++--

Hoy Nuevo León, cuenta con las bases para resolver un problema de fondo, el nuevo sistema de gobernanza, permite la participación de la iniciativa privada

 

Durante los últimos años, ha sido evidente la crisis de movilidad que enfrenta nuestro Estado, prueba de ello es que hoy Nuevo León ocupa el séptimo lugar en competitividad y el 14º de 15 en sustentabilidad, esto entre muchos otros factores igual de preocupantes, debido a los errores en la planeación, gestión, y disciplina urbanística, el fomento al uso excesivo del automóvil, la falta de incentivos al uso de medios no motorizados, y las deficiencias en la administración y operación del Sistema de Transporte Público.


Recientemente fue presentada por el Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional una iniciativa de reforma a nuestra Constitución estatal, para que se reconozca el Derecho a la Movilidad como un Derecho Humano, pues a la fecha también lo hacen ya, cuatro constituciones de otras entidades.


Muchos de los puntos mencionados en dicha reforma (que actualmente se encuentra en estudio en la Comisión de Puntos Constitucionales) y en las Constituciones de otras entidades federativas, así como diversas iniciativas de reforma a nuestra constitución federal fueron la principal motivación para la aprobación de una nueva Ley de Movilidad Sustentable y Accesibilidad para el Estado de Nuevo León, que entre otras cosas regula a la movilidad urbana desde una perspectiva de Derechos Humanos, enfocada en la persona y reconociendo la integralidad del concepto, contrario la visión limitada de movilidad entendida como la articulación y el funcionamiento del sistema de transporte público.


Hoy Nuevo León, cuenta con las bases para resolver un problema de fondo, el nuevo sistema de gobernanza, permite la participación de la iniciativa privada, la academia y de la ciudadanía en general en la toma de decisiones, a fin de garantizar y hacer efectivo el derecho a la movilidad reconocido en el artículo 3º de la Constitución del Estado, que a la letra dice:


“Toda persona tiene derecho a la movilidad, a gozar de ciudades sustentables que garanticen una adecuada calidad de vida y acceder a un transporte público de calidad, digno y eficiente. El Estado proveerá lo necesario para garantizar dicho acceso”.


Sin embargo dichos avances deben ser vinculados y complementarse con nuevas atribuciones y nueva visión para legislar en la materia, entendiendo, como ya se ha mencionado, al Derecho a la movilidad, como Derecho Humano autónomo, con un enfoque sistémico, acorde a los objetivos de la Ley aprobada.


Por ello, hemos propuesto la creación de la comisión de dictamen legislativo denominada “Comisión de Movilidad” en sustitución de la actual “Comisión de Transporte” que se limita a dictaminar lo relativo al sistema de transporte –Actualmente estipulado en la fracción X del artículo 39 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso del Estado de Nuevo León–, y no contempla otros aspectos a legislar considerados en la nueva Ley, como lo son la regulación del transporte privado, el espacio público, los medios no motorizados, entre otros.


Al día de hoy, congresos estatales como el de Jalisco, Sonora, Querétaro, Puebla, etcétera, ya cuentan con una Comisión de Movilidad, con atribuciones tales como proponer a las Dependencias y Organismos el establecimiento de vínculos de intercambio de información y análisis de sistemas y servicios de movilidad o el estudio y análisis de los asuntos relacionados con la legislación aplicable en materia de movilidad, medios no motorizados, espacio público, etcétera, no así nuestro Estado, lo cual resulta incongruente con las reformas federales aprobadas, y por supuesto con los principios y fines de la nueva “Ley de Movilidad Sostenible y Accesibilidad para el Estado de Nuevo León” publicada en el Periódico Oficial del Estado el día 08 de enero del presente año.



« Redacción »