Opinión Columna


Columna En Voz Baja


Publicación:19-05-2019
version androidversion iphone

++--

Será el sereno, pero dicen los que dicen que saben, que es fecha en la que el gobernador del Estado, se le ha visto con una sonrisa de oreja a oreja.

Será el sereno, pero dicen los que dicen que saben, que es fecha en la que el gobernador del Estado, se le ha visto con una sonrisa de oreja a oreja, quizá igual o más a un fan Tigre después de ganarle a Rayados.

Lo anterior simple y sencillamente, porque el ejecutivo estatal Jaime Rodríguez Calderón no puede ocultar el buen sabor de boca que dejó la última visita del presidente de México Andrés Manuel López Obrador a NL.

Y, por si quedara alguna duda de ello, habría de darle una revisada a sus últimas publicaciones en las redes sociales donde destaca las bondades de la última visita del mandatario federal a la tierra de la machaca y el cabrito.

Especialmente porque con ello se confirman importantes proyectos que habrán de inyectarle importantes beneficios a Nuevo León bajo el eslogan aquel de que si le va bien al Bronco, le va bien a la entidad.

 

 

Más nos tardamos en señalar en este espacio que pronto habrían de soltar metralla sobre el tema del dron, cuando le cayó un pelo en la sopa.

Por lo que al menos del lado oficial, muy a pesar de que se hacían los desentendidos, cuando desempolvaron el asunto que sigue vivo.

Nada más que las autoridades estatales mantenían en calidad de guardado por aquello de la secrecía y que tenía que desempolvarse.

Sobre todo, cuando se ha dicho que no hay quien lo maneje y que desde que se adquirió no ha podido entrar en operaciones.

Que quienes lo “conocen’’ físicamente no lo han visto volar, pues muchos que lo apreciaron fue a través de un video que se difundió.

Y, mediante el cuál se despejaron algunas “dudas’’ sobre su operación en materia de seguridad, en operaciones de Fuerza Civil.

Claro, fuera de la metrópoli, más bien en lugares considerados de la zona rural, pero que de la teoría a la práctica no ha pasado.

Y, eso que los más de 50 millones de pesos que se pagaron por él no se pudieron justificar de todo, y ahora sin su uso... pues, menos.

Sobre todo, porque la incidencia delictiva que sofoca Nuevo León sigue igual o peor de cuando no se tenía la aeronave no tripulada. 

 

 

 

Si las versiones de los activistas del transporte urbano son ciertas y se cobra indebidamente tarifas no autoridades en algunas unidades, ojo.

Sobre todo por tratarse de un tema presuntamente controlado por las autoridades estatales y que no debiera ser ni aquí, ni en China.

Por lo que no se duda de las afirmaciones de quienes defienden a los usuarios del transporte y que aseguran haber verificado el dato.

Porque de ser así, entonces valdría la pena preguntarle a Jorge Longoria Treviño titular de la Agencia Estatal del Transporte de qué lado está.

Si la labor del funcionario debería coincidir con el beneficio del usuario, entonces qué estará sucediendo como para que se le pasen las rolas.

Lo cuál no debiera ser, si a ello se agrega que el PRI de Pedro Pablo Treviño obtuvo los beneficios de un amparo otorgado por un juez federal.

Y, que si la memoria no nos falla, dicho amparo protege a los usuarios para que no sufran ningún aumento a las tarifas del transporte.

Por lo que valdría la pena llamar  a cuentas al funcionario estatal, quien parece seguir viviendo los excesos de confianza, en prejuicio del usuario.

 

 

Aunque los alcaldes no han soltado prenda sobre las verdaderas causas de sus ausencias en reuniones oficiales, valdría conocer cuál es el motivo o la razón de ello.

Si el gobernador del estado ya acusó a los alcaldes de hacerse los entendidos o los socarrones, algo habrá de razón sobre sus ausencias en las reuniones de seguridad, por ejemplo.

Y, si el Estado ya les sacó el trapo donde solo algunos cuentos cumplen con la tarea, porqué el resto ha dejado pasar un tema tan importante para sus respectivos municipios.

Por lo que habría de insistirle un poquito más a Jaime Rodríguez Calderón a ver si suelta prenda, porque en labores como esa, las labores de coordinación no sobran.

Sino tooodo lo contrario, son más que urgentes y elementales, a menos que les desagraden las sesiones donde abundan los “chistes’’, como aseguran legisladores.

 

 

 

Con eso de que los trabajadores del gis son un pilar en la formación de personas de bien, el municipio de Guadalupe no podía pasar por alto su festejo.

Por lo que la alcaldesa Cristina Díaz Salazar aprovechó la agenda magisterial para rendir honor a quien honor merece, reconociendo su labor.

Y, que de acuerdo al profesorado la dama se lució en sus atenciones en la fiesta, por lo que se ganó el aplauso de los maestros en general.

 



« Redacción »