Opinión Columna


Columna En Voz Baja


Publicación:21-04-2019
version androidversion iphone

++--

Con eso de que nadie quiere cargar con los pecados capitales, ni mucho menos con el costo político

 Con eso de que nadie quiere cargar con los pecados capitales, ni mucho menos con el costo político que implicaría confirmar el incremento, el tarifazo es tema que no tiene para cuando.

Lo anterior, por aquello de que hay una importante presión por parte de los usuarios, muy a pesar de que el asunto hasta en cierta forma se podría decir que ya está planchado.

Sin embargo, como dice la autoridad ya le tantearon el agua a los tamales y a los camotes y es fecha, que nadie quiere dar el sí definitivo, porque sería carnita fresca para más de tres.

De modo que, al asunto ya se le dieron largas y más largas, ya mero terminan las vacaciones de Semana Santa y a pesar de lo que se dice, no se confirma nada de nada.

Bueno, al menos ya hay oootro posible plazo para confirmar el incremento al transporte público, pero a decir verdad, nadie le quiere entrar de manera directa.

Por lo que habrá que ver, que dice el gobernador del Estado, Jaime Rodríguez Calderón, quien en el peor de los casos tiene la “papa caliente’’ en su poder, lo cual no es nada envidiable.

Y, menos si ya hay quienes busca frenar el incremento mediante la recolección de firmas y el legislativo, está con la mira puesta para alar la voz de confirmarse el aumento.

 

 

 

 

La “quema’’ del chamuco en la colonia Obrerista sin lugar a dudas refleja el sentir de la población hacia las autoridades, la seguridad y los servicios de la población en general.

Para empezar, porque a pesar de que el tema podría tornarse político, la verdad de las cosas es que hay un fuerte movimiento que critica la labor del poder ejecutivo.

Sobre todo, cuando muy a pesar de los beneficios que se tienen por algunos servicios y obras, no deja de afectarle la critica como el prietito en el arroz.

Y, que de una u otra forma, a la autoridad pesa lo que se presente en materia de seguridad, como puede ser los feminicidios que también formaron parte de la quema.

Amén de los servicios, que en el caso de gas natural alcanzó sus picos más altos de la critica, no hace mucho cuando se desataron fuertes reclamos del consumidor.

Lo cual hasta en cierta forma, se podría hablar de una población sensible en esos y muchos más sentidos, por lo que faltarían muchas más piñatas por quemar. Usted qué opina.

 

 

 

Sin lugar a dudas, las autoridades y todo aquel que tiene bajo su responsabilidad la seguridad de los parques y lugares de recreo, se dieron a la tarea de prevenir cualquier incidente.

Y, para ello, hasta en cierta forma no se escatimó en la contratación de personal necesario para salvaguardar la seguridad de los visitantes locales y foráneos.

De modo que, el incremento de personal uniformado se pudo apreciar sobre manera en las carreteras, en las calles y todo aquel lugar disponible para disfrutar de las vacaciones.

Uno de ellos fue por ejemplo el parque Chipinque en el que se dispuso de un importante dispositivo más que notorio de elementos de seguridad no tan solo en su carretera.

Sino hasta en las veredas de su kilométrico recorrido lo cual hasta en cierta forma fue más que notorio y avalado por los paseantes, que en su momento destacaron el dato.

 

 

 

No nos gusta el chisme, pero dicen paseantes que  a la autoridad del transporte público para variar se le durmió el gallo.

Lo anterior, porque no faltaron los taxistas que aprovecharon el incremento de clientela para aumentar sus servicios.

Por lo que hubo más de dos que se vieron afectados, alegando el servicio de unidades que cobraron a discreción.

Y, que para acabarla de amolar, abusaron el los cobros de banderazo y carrera, sin el más mínimo de ser sancionados.

Por lo que valdrá la pena averiguar si la Agencia Estatal del Transporte que dirige Jorge Longoria tiene algún reporte.



« Redacción »