Banner de aplicaciones

Opinión Columna


Columna En Voz Baja


Publicación:24-02-2019
version androidversion iphone

++--

Pues como ya se veía venir. Al final de cuentas el jefe policiaco Felipe de Jesús Gallo terminó de prestar sus servicios

Pues como ya se veía venir. Al final de cuentas el jefe policiaco Felipe de Jesús Gallo terminó de prestar sus servicios en el municipio de San Pedro.

Con la seguridad violentada y con una mala racha que parece incontrolable, el alcalde Miguel Treviño de Hoyos finalmente le metió tijera al asunto.

Por lo que ayer mismo se confirmó la salida del jenízaro, cuyo ingreso se anunció con bombo y platillo, ahora sí salió por la puerta trasera.

Bueno es un decir, si se toma en cuenta que desde ya hace algunas reuniones oficiales del alcalde y autoridades estatales, ya ni se dejó ver.

Al contrario hubo quienes preguntaron por el paradero de Gallo desde que se anunció la llegada de Fuerza Civil al municipio.

Y, aunque hubo reuniones posteriores, a decir verdad, ya ni se le vio ni por casualidad, lo cual causó mala espina, augurando su renuncia.

Por lo que todo fue cuestión de tiempo para que el jefe policiaco terminara por dejar municipio, en medio de serios cuestionamientos.

Desde luego, los rumores sobre las “verdaderas’’ causas de su salida son de todo tipo y calibre, pero mejor ahí le cortamos porque no nos gusta el chisme.

 

 

Mientras por el lado oficial, se podría decir que los números presentados por ahora por la autoridad son alegres.

Se habla de varios cientos de personas detenidas por causas diversas, quienes han dejado de circular según se afirma.

Por lo que se vale darle el beneficio de la duda a la autoridad, por lo que de ser así, su labor es titánica y no se nota.

Sobre todo ante el registro de una alta incidencia, quizá la más elevada de los últimos meses, calentando el área.

Por lo que de continuar así, deteniendo delincuentes y procesándolos, habrá de acelerar su labor para que se palpe.

 

 

Dicen los que dicen que saben, que la política es para hacer amigos, aunque los enemigos llegan solos.

Y, un claro ejemplo lo conforman ahora Felipe Enríquez y Carlos Barona, quienes ahora andan distanciados.

Por un lado, el primero abriendo brecha para impulsar la apertura de las elecciones del tricolor estatal.

Y, el segundo, respaldando a su “gallo’’ para la reelección, por lo que esto se pone más que emocionante.

Sobre todo, cuando ambos personajes sin lugar a dudas representan líneas muy importantes dentro del PRI.

Por lo que vale seguirle la huella al asunto, especialmente ahora que el juego de vencidas apenas empieza.

 

 

Los que amanecen con pintura de guerra en la cara esta mañana son los panistas encabezados por Mauro Guerra.

Para mayores datos le diremos que el líder de los panistas en la entidad se hará acompañar por diputados locales y federales.

Por lo que habrá que parar oreja, sobre todo, cuando habrán de abordar uno de los temas más espinosos de la entidad.

No es la inseguridad que por ahora ahoga Nuevo León, sino más bien, lo relativo al transporte urbano que anda mal.

Y, como los empresarios camioneros andan mal y de malas, espantando con el petate del muerto, ojo mucho ojo.

Por lo que seguramente realizarán un pronunciamiento más que importante y del que no se pueden quedar callados.

 

 

No nos gusta el chisme, pero en eso del “combate’’ a la contaminación alguien no está haciendo su trabajo.

Sobre todo, cuando ya se habla de casi una treintena de empresas investigadas sobre el particular.

Y, que a decir de los que saben de números, esa cantidad no llega a figura, si se toma en cuenta el universo.

Por lo que en el caso de Nuevo León, el dado no le hace ni cosquillas a la contaminación, pues de que se trata.

Y, si esos son los números oficiales que se reportan, habrá que meterle lupa al asunto, si la idea es el “combate’’ verdadero.

 

 

Vaya desde aquí nuestro más sentido pésame para el ex legislador y catedrático Francisco Bustillos por el sentido fallecimiento de su abuela, la señora Aurelia Tienda.

Los servicios funerarios se llevan a cabo en las Capillas Protecto-Deco de avenida Juárez, a un costado del Puente Guadalupe en el municipio del mismo nombre.

 



« Redacción »