Opinión Columna


Cierre de negocios


Publicación:24-07-2020

++--

Todo hace indicar que el cierre de negocios la próxima semana es más que inminente.

No somos aves de mal aguero, ni tampoco brujos, pero todo hace indicar que el cierre de negocios la próxima semana es más que inminente.

Lo anterior, luego de la sentencia lanzada por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, quien dijo: ''Un rojo más y vamos a cerrar''.

Y, es que con el alto número de fallecimientos registrados a la fecha en Nuevo León, la ocupación hospitalaria y demás, ya sabrá.

Vaya, todo hace indicar que la inercia habrá de mantenerse por lo que hay pocas esperanzas de que la curva del Covid-19 se aplane.

Por lo que muy a pesar del esfuerzo de las autoridades de Salud encabezadas por Manuel de la O Cavazos y demás, ya preparan terreno.

Y, es que según expertos y las primeras experiencias registradas en Nuevo León, el confinamiento domiciliario podría ser la opción.

El doctor Manuel de la O Cavazos, titular de Salud en Nuevo León a quien le tocó bailar con la más fea con eso de la pandemia, ayer no pudo ocultar su malestar ante los fallecimientos registrados por el Covid-19.

El funcionario, de quien depende básicamente la estrategia de control y de batalla contra el Coronavirus, lamentó una vez más la alta taza de mortandad registrada en Nuevo León y por la que pide no dejarlo solo.

Que en eso de la batalla a la Pandemia el gobierno estatal no puede solo y más, cuando la ''liberación'' de algunas actividades y la movilidad parecen estar pagando su factura en seres humanos de todas las edades.

Y, lo peor del asunto, que muy a pesar de las demandas y estrategias de la autoridad, parece toparse en pared, con un importante apoyo de la sociedad, pero con otra fracción humana que le apuesta al ''no pasa nada''.

De ahí que ya sabrá, cuál es el sentir de quienes día a día se suman al esfuerzo general para frenar los contagios y evitar los fallecimientos que continúan sembrando récords jamás vividos en la vida moderna de NL.

Otro de los que hizo berrinche y sentenció con su dedo índice de fuego fue el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, quien sostuvo un encuentro con los alcaldes ante el Coronavirus.

El ejecutivo de Nuevo León fue más que claro y dibujó una radiografía real de lo que se vive, se padece y la urgencia de sumar esfuerzos, de meterle el hombro al asunto en serio, no nada más de los dientes para afuera.

Y, al juzgar por lo que dicen que hubo un  apoyo recíproco, habrá de esperar resultados en lo que se proyecta un esfuerzo coordinado porque el número de fallecimientos podría escalar números nada envidiables.

Por lo que urgió cerrar filas, no hacer cómo que le ayudan y que en realidad algunas autoridades se hacen las entendidas, por lo que hay que esperar esto pase a ser de una acción simulada, a una realidad.

Claro, todo por la salud, no por la recaudación y el autoritarismo contra el que ya hay quienes promueven amparos pese al riesgo fatal de un virus del que no existe vacuna alguna y que no se tendrá en breve.

A ver, a ver, cómo está eso de que los empresarios del transporte en la entidad contradicen las afirmaciones del titular de Movilidad, Noé Chávez.

Que mientras el funcionario estatal niega y reniega de que en el transporte no haya contagios, los transportistas dicen todo lo contrario.

Por lo que vale meterle lupa al asunto y buscar la forma ideal para evitar las aglomeraciones, independientemente del uso del cubrebocas.

Ayer en la rodada de legisladores y autoridades estatales en el primer cuadro de la ciudad, por el tema de los ciclistas y su riesgo, hubo de todo como en botica.

Desde luego, al final de cuentas se logró el objetivo que era realizar un exhorto ante las autoridades estatales en favor de los ciclistas entre otras cosas.

Como por ejemplo, que el diputado Chuy Nava se quedó en el camino, pues la bicicleta que traía para participar en la rodada, se le ponchó, por lo que ya sabrá.




« El Porvenir »