Opinión Columna


Ayuda para Nuevo León


Publicación:30-07-2020

++--

Dicen los que dicen que saben, que para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo y bien se puede aplicar a Nuevo León.

Dicen los que dicen que saben, que para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo y bien se puede aplicar a Nuevo León.

Lo anterior, ante la urgencia de sumar fuerzas y voluntades por la gestoría de recursos federales ante el Coronavirus y ''Hanna''.

Y, aunque los logros en ésta nueva misión que ya trae a más de dos haciendo mano cadena, hay quienes tienen sus marcadas reservas.

Independientemente de la petición del Estado, de la Carta a ''Santa Clos'' enviada por Alcaldes a AMLO, de los senadores y legisladores, falta más.

Pues de la ''representación'' de Nuevo León dentro del equipo federal que algunos presumen y que podrían influir, poco o nada se ha dicho.

Por lo que habrá que ver, si al final de cuentas, ahora que la pinza va cerrando filas, se juntan los engranes por el bien de la entidad.

Sobre todo, porque de aquí a que baje la curva de contagios y fallecimientos por el Covid-19 y la reparación de los daños causados por ''Hanna'' falta mucho.

Claro, eso y si de aquí a que haya una respuesta de gobierno federal, no empeoran los problemas por el virus y no nos llega otro huracán.

Con eso del retorno de las clases virtuales que están a la vuelta de la esquina, hubo un encuentro en el que las autoridades de la educación le pusieron los pelos de punta al profesorado.

Lo anterior, luego de que se planteó la entrega en las escuelas de los libros, cuadernillos y ficheros para el trabajo académico con los alumnos a distancia en medio de la Pandemia.

Que tenderían que recogerlos en las bodegas, que los directores deberían tener en sus escuelas y que se debería organizar la entrega, por lo que se pidió estrategias para esa tarea.

Por lo que no hubo la respuesta esperada por las autoridades educativas, cuando los maestros se inclinan en favor de respetar la ley general de salud, las indicaciones de la SEP y de Manuel de la O.

Tan es así, que ya se giró a través de las redes sociales un escrito que se hizo viral entre  los maestros dicen: Yo no obedeceré ordenes injustas y no haré nada en contra de mis principios.

Ah, por cierto dicen que en la reunión donde se llevaron a cabo los trabajos de capacitación a los directores de las escuelas con la SE, hubo de todo como en botica, pues hasta saltaron chispas.

Que los trabajos se partieron en dos áreas dada la diversidad de temas, mientras personal directivo estaba en una sala, inspectores y supervisores estaban en otra como dice la raza arreglando el mundo.

De lo que pasó en ambas áreas luego le contamos porque no nos gusta el chisme, pero sí podemos adelantarle que las cosas se pusieron harto interesante, digno de un buen chal, pero ahí le cortamos.

Y, como si Nuevo León no tuviera ya tantos problemas, la ocupación hospitalaria se sigue achicando ante los contagios del Coronavirus.

Y, que de acuerdo a la lectura de las estadísticas por parte de Manuel de la O Cavazos secretario de Salud el tema ocupa y preocupa.

Más, si se toma en cuenta que el número de fallecimientos sigue implantando nuevas marcas con números más que preocupantes.

Pero como esto aún no acaba, ya podrá imaginar el reiterado llamado de la autoridad por no bajar la guardia.

Este día, el gobernador del Estado, Jaime Rodríguez y el tesorero estatal, deberán realizar un nuevo remiendo a la economía oficial.

Sobre todo, cuando ya se había realizado un ajuste ante los gastos forzados por el Coronavirus y ''Hanna'' a la voz de ya.

El que retornó haciendo talacha y reapareció a través de las redes sociales fue el alcalde sampetrino Miguel Treviño.

Por cierto, el munícipe como dice la raza, traía toda la película de lo que se vive y se padece en su municipio.

Por lo que el alcalde andaba como trompo chillador y con los pelos de la burra en la mano al visitar zonas dañadas por ''Hanna''.

Tan es así, que se le aprecia cerquita del socavón que se generó en un importante sector de San Pedro causando alarma.

Por lo que ya trae una radiografía de lo que sucedió, los trabajos a realizar en el área y el costo de la reparación.

Con lo cuál ya se pueden adelantar una serie de acciones con apoyos federales, estatales y del municipio.

 





« El Porvenir »