Opinión Columna


Ataques contra policías


Publicación:17-01-2019
version androidversion iphone

++--

Aunque ya lo había dejado en claro y hasta le causó algunas criticas, Aldo Fasci Zuazua, subrayó ayer mismo que los ataques a los policías continuarán.
Especialmente porque ello forma parte de las acciones de reacción del crimen organizado, ante la labor realizada por las fuerzas del bien en Nuevo León.
Por lo que indicó que los uniformados seguirán siendo objeto de ataques por quienes quieren mantener sus fechorías en la entidad, por lo que recomendó parar las antenitas.
Así que espere más criticas, sobre todo cuando se advierte que el jefe policiaco es muy claridoso y no falta quien demande acciones antes de causar ‘’alarma’’. Ah, raza.

Y, ya que andamos por el rumbo de la inseguridad, ayer el coordinador de los diputados panistas Carlos de la Fuente, se puso una estrellita en la frente.
Sobre todo, al lanzar la propuesta en la agenda mínima de la bancada, incrementar las acciones de legítima defensa en domicilios, autos y comercios.
Y, aunque los albiazules ya le habían dado una adelantada al asunto, por el uso de arma de fuego en el domicilio ya dieron el segundo paso.
Por lo que ante los altos índices de inseguridad que se registran en la localidad, demandan el uso de armas para conductores y comerciantes.
Vaya, hasta en cierta medida, sería una disposición de avanzada que ya aplica en otras entidades, incluso hasta en el extranjero como EU y Canadá.

Dicen que cuándo la perra es brava, hasta a los de casa muerde, por lo que los diputados de Morena traen de bajada a su mismo compañero Juan Carlos Leal.
Desde luego, el asunto no es para menos, luego de que el muchacho se pasó de listo y se le hizo fácil el uso de las redes sociales para externar sus frustraciones.
Tan es así que hasta en cierta forma se le soltó la lengua, bueno es un decir, manifestando ciertas expresiones homofóbicas que le causaron marcados reclamos.
Por lo que ya recordará como se pusieron las cosas, cuando al muchacho le cayó ‘’visita’’ precisamente en el Congreso local y no era de cortesía.
A grado tal, que los reclamos retumbaron en las instalaciones del poder legislativo, lo cual le valió un fuerte jalón de orejas, como diría la raza, por chismolero.

Por cierto, quién sabe cómo se pongan las cosas, pero ahora que destacados funcionarios se encuentran en la lista de los ‘’nominados’’, siguen en compás de espera.
El asunto llama poderosamente la atención, sobre todo cuando quienes ya están citados, no se ha dicho nada con relación a su cita y que siguen calentando banca.
Por lo que vale seguir de cerca que sucede con funcionarios como Jorge Longoria de la AET, el funcionario Manuel Vital y hasta el fiscal general, Gustavo Adolfo, por asunto delicados.
Este último por aquellos comentarios realizados en torno a la falta de recursos para la fiscalía y las ventajas que esto podría dar a los integrantes del crimen organizado, cosa que molestó al legislativo.
Pero como todo siguen cierto una gran interrogante, vale agarrar asiento, lugar y tabla porque esto se podría poner más que interesante, pues todos traen su morral cargado con pendientes.

El que sigue levantando suspiros es nada más y nada menos que el presidente concejero del municipio de Monterrey, Bernardo González.
Y, no es que el ex procurador de justicia ande de ``rompecorazones’’, pues también hay que decirlo, tiene sus ‘’fan’s’’, sigue moviendo la patita.
Lo anterior, dentro de la lista de posibles candidatos a la fiscalía de la república, donde forma parte de los diez tiradores.

Quién sabe si haya sido porque andaban muy ocupados con las fiestas en sus merecidas vacaciones y que la gente de todos modos pagó, pero al aumento del impuesto vehicular ya nadie le movió.
Ni los activistas que iniciaron en contra de la medida a toro pasado, ni los mismos diputados le inyectaron ánimo, pues se les acabaron las ganas, por andar de entretenidos en otras tareas luego de la exhibida.
Sin embargo esto no quiere decir que los activistas y quienes tengan alguna aspiración electoral en el futuro, les metan zancadilla y los tumben cuando se lleguen los tiempos, nada más por aquello de la venganza.
Así que quienes le apuesten a eso de que el Pueblo Mexicano no tiene memoria, deben recordar que al menos en ese sentido, nunca faltan los oportunistas, que guardan muy bien todos sus expedientes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




« Redacción »