Opinión Columna


Arrancan las vacaciones


Publicación:24-07-2022
version androidversion iphone

++--

Deberán ir aparejadas al uso de las recomendaciones protocolarias de Salud ante epidemias del Covid-19 y ahora de la Viruela del Mono

El arranque de  las vacaciones, desde luego merecidas, deberán ir aparejadas al uso de las recomendaciones protocolarias de Salud ante epidemias del Covid-19 y ahora de la Viruela del Mono.

Especialmente, cuando es precisamente en estas fechas en que brotan el número de contagios no nada más en Nuevo León, sino en otras partes del país en cualquiera de sus dos espinosos temas.

Así que a cuidarse y hacer de tripas, corazón y bofe, porque a mayor movilidad, mayor riesgo de contagio y aunque quizá haya bajado la mortandad, también es cierto de que se pega, se pega.

Y, ya que andamos con cuestiones relacionadas con las vacaciones y los días de descanso, vale señalar que, ahora sí los paseos locales están considerados como ''muertos''.

Pero eso no quiere decir que se haya perdido el atractivo del todo, si como dice la raza, para todo hay, pues si no lo quiere creer ahí tiene el caso de la Presa de la Boca.

Especialmente cuando el vaso conocido, fue uno de los principales iconos de abastecimiento y de visita obligada por quienes se daban su escapada a la Carretera Nacional.

Sin embargo, aún y con la seca, la presa y los locales comerciales del lugar tienen sus visitas, aunque con el número no deseado de paseantes y consumidores, que le dan vida.

Y, así por el estilo se puede contar cierta área comercial de los Cavazos, que ayer mismo desgraciadamente fue dañada en varios de sus establecimiento por un trailero que se fugó.

Y, de los ríos y arroyos, aunque no son lo que antes fueron, poco a poco, a cuenta gotas para que mejor se entienda, se recibe el paso de visitas locales y nacionales.

Sin embargo también hay que decirlo, hasta ahora no hay apoyo que sea suficiente para los comerciantes establecidos de la presa de la Boca quienes ya fueron golpeados por el Covid y ahora por la seca.

Así que muchos de los que cerraron, ya no volvieron a abrir y quienes aún subsisten, dicen que sufren las de Caín porque la crisis no los ha dejado levantarse ni con la lámpara de Aladino.

Ahora que pasamos de ver todos los días a Manuel de la O Cavazos, ex secretario de Salud en Nuevo León y tenemos en su lugar a Juan Ignacio Barragán, titular de AyD dando a conocer informaciones del día, se pueden destacar ciertos valores.

Por ejemplo, en tiempos del Dr. De la O una gran cantidad de médico que eran los primeros correspondientes ante la presencia del Coronavirus en Nuevo León, los especialistas pasaron a ser los héroes del momento ante tan temido mal.

Y, ahora con la búsqueda de agua, ante la peor crisis de la que se tenga reporte en los últimos años, los repartidores de las pipas son recibidos con porras y hasta aplausos a su llegada en algunos de los sectores de la entidad ante la Canícula.

Así que, como se recuerdan aquellas frases y palabras del ahora ex funcionario estatal que bien decía, que no todos los héroes tienen capa, y si no lo quiere creer basta con pelar el ojo para comprobar uno mismo lo que sucede.

Después de un compás de espera, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León encabezada por Gustavo Adolfo Guerrero, se podría decir que tiene el tiempo contado.

Que el reloj de arena ya le está marcando tiempos nada envidiables para reportar resultados a ojos visto de los casos que aún mantiene en la lista de asuntos sin resolver.

Y, por lo que está a  nada de que los ánimos en cualquier momento vuelvan a repuntar con serios reclamos como sucedió ya antes por Debanhi, Yolanda o Marifer.

Porque no somos aves de mal agüero, pero sí podemos señalar que las inconformidades siguen encontrando coincidencias, empezando por los padres de las afectadas hasta ahora.



« Columna En Voz Baja »