Banner de aplicaciones

Opinión Columna


AMLO y sus seguidores y detractores


Publicación:05-02-2019
version androidversion iphone

++--

Vamos a darle tiempo al tiempo para ver quién sale triunfador de esta carnicería de las redes sociales

 

Durante muchos años Andrés Manuel López Obrador fue un crítico voraz e incisivo del sistema, con razón o no, pero fue una piedra en el zapato de presidentes y políticos ajenos a sus ideales, doctrina e ideología.


Desde su trinchera criticaba cualquier acción de manera automática, sin importar que los resultados fueran buenos o difíciles de entender para la población, lo suyo era denostar. Otra veces, encaró y espetó a todo aquel ciudadano que tuviera el valor de criticar sus protestas, las cuales afectaban a terceros.


Este tipo de actividades le trajo consigo un número importante de seguidores al ahora Presidente a lo largo y ancho de México sobre todo en estados del sur y del centro, donde curiosamente el índice de vulnerabilidad alcanza límites alarmantes. Por lógica, existieron otros tantos miles, los del norte del país, donde el grado de bienestar y desarrollo es bueno y que contrasta tristemente con la pobreza de los otras entidades mexicanas, quienes desaprobaban estas actividades rebeldes.


Ahora, todo esto y con el gran alcance de las redes sociales entre la ciudadanía se ha convertido en un juego obtuso, disímbolo y en ocasiones aburrido entre los obradoristas contra los antipejes que se enfrentan en una lucha de poder a poder, o mejor dicho de memes contra memes, donde buscan a toda costa desacreditar y defender las actividades del mandatario mexicano.


Aquí, aplica a la perfección la frase que dice que el que se lleva se aguanta y si AMLO lo hizo durante años ahora tiene que resistir este tipo de ofensas. Se va criticar todo, absolutamente todo con el único fin de convencer a los cibernautas que este gobierno no va por buen camino, pero un político, el que sea, no sacará a un país del pantano en que ha estado hundido en dos meses, un año o un sexenio.


Lo más sagrado para el ser humano es la familia, agredir a los integrantes de ella, y más, si son menores de edad no es de personas bien nacidas.


Estimados lectores, hay que hacer juicios de valor para diferenciar cuando se están haciendo bien laa cosas y criticar las veces que no sea así. Lo digo por experiencia, hay gestiones que se pueden realizar de manera sencilla. Otras, no tanto, y algunas son imposibles.


Vamos a darle tiempo al tiempo para ver quién sale triunfador de esta carnicería de las redes sociales.



« Redacción »
Efrén Jiménez Rodríguez

Efrén Jiménez Rodríguez


Publicaciones del autor