Banner de aplicaciones

Opinión Columna


AMLO y el Bronco


Publicación:21-02-2019
version androidversion iphone

++--

Al Juzgar por lo que se vio durante la visita del Presidente de México a Nuevo León, se puede decir que se le vio a gusto.
Que aquello de las diferencias que tuvo con Jaime Rodríguez Calderón durante la campaña presidencial quedó atrás.
Tan es así que el ahora presidente de México, Andrés Manuel López Obrador llegó en buen plan en diversos temas.
Por ejemplo, el visitante presidencial garantizó los recursos federales para el desarrollo de la línea tres del metro.
Pero eso no fue todo, por lo que se podría advertir que la visita fue muy prometedora, pues aún hay más.
Al menos también se garantizaron los recursos para el desarrollo de la Presa Libertad, lo que es una gran noticia.
De modo que, ya podrá imaginar la cara del ejecutivo estatal, quien se le vio muy contento tras la visita de AMLO.


Sin embargo hay que afirmar que no todo fue color de rosa, dado que el Presidente de México, encabezó la reunión de seguridad.
Y, lamentablemente se reconoció la difícil tarea del combate a la inseguridad no nada más en Nuevo León sin en el país.
Por lo que los mensajes en ese sentido, fueron un tanto reiterativos de franco combate a la delincuencia organizada.
En especial en estos días en que la violencia registra una escalada de terror en todos los sentidos en Nuevo León.


Una cosa hay que reconocer, que muy a pesar de las reuniones de seguridad y la planeación que se realiza, los problemas para la autoridad son muchos y muy variados.
Entre otros, la falta de elementos y la incapacidad de incrementar el número de elementos en las fuerzas estatales y las municipales, donde sobran plazas.
Por lo que la campaña de preparación y reclutamiento de uniformados es más que necesaria, pues siguen sin ejercerse recursos en ese sentido.
Que de nada o poco le sirve a la autoridad, tener los recursos de nuevas plazas, si les falta la materia prima, aunque tiene sus limitaciones.
Especialmente, por aquello de que hay reglas específicas de contratación, entre otros la edad necesaria para el desempeño de cargo.
Así que habrá de recurrir más que al ingenio, si se pretende ganar la lucha contra la inseguridad, pues la autoridad no se da a abasto.

Otra de las cosas que salieron a flote durante la visita presidencial es lo relativo al transporte, cuyo tema AMLO no conocía.
Al menos de manera directa del gobernador de Nuevo León, quien admitió no tratar el asunto con el presidente de México.
Pero aclaró que el asunto no es ajeno del equipo presidencial, pues lo ha tratado con funcionarios federales.
Amén de que se les ha dejado en claro la urgencia de encontrar mecanismos de solución ante las quejas de transportistas.
Y, que ahora que los transportistas amagan con sacar de circulación algunas rutas por incosteables, pidió calma.
Por lo que en el mejor de los casos, según Jaime Rodríguez Calderón, se mantendrá el diálogo con los empresarios.
Sin embargo, nada se dijo sobre la amenaza del retiro de las concesiones para quienes no respeten los acuerdos.
Y, que en cierta forma no hay congruencia entre lo que se dice y lo que se ve, pues los camioneros andan por su lado.

Donde dicen que las cosas se podrían poner color de hormiga es al interior del PRI en Nuevo León, por aquello de los ‘’madruguetes’’.
En especial por aquellos que de la noche a la mañana abrieron la posibilidad de contender por algún cargo, sin decir agua va.
Y, aunque nadie los propuso, pues se encuerdaron solitos y su alma, quienes quieren también remarán contra corriente.
Y, si no lo quiere creer basta con subrayar algunas criticas que surgieron del mismo PRI contra Ildefonso Guajardo.
Por lo que a pesar de sus intenciones son buenas, por aquello de que quiere la gubernatura, también lo critican.
Lo mismo que al dirigente del PRI, Pedro Pablo Treviño, quien quiere repetir en el cargo, por lo que también le llueve.

 

 




« Redacción »